26 de julio de 2017

O/O - Evergreen

Y la cerveza sueca que me ha dejado flipado total ha sido ésta, la Evergreen de la cervecera nómada de Gotemburgo O/O (oh! oh!). Para mi gusto es una IPA perfecta y debería estar en el Top 10 mundial tal que ya, con eso os lo digo todo. Primera toma de contacto con la cervecera y puedo declarar a los cuatro vientos que esto ha sido un amor a primera birra.

De color pajizo, un tanto velada y muy pero que muy carbonatada, con más espuma que una fiesta de Amnesia Ibiza. Al olfato nos pone en éxtasis un brutal aroma a maracuyá y mango que nos tiene un buen rato esnifando hasta que conseguimos rebajar la espuma. Una vez podemos proceder al primer sorbo el frescor de los limones nos inunda la boca. Colosal. Luego viene toda la fruta tropical, el mango y la fruta de la pasión que nos pone los ojos en blanco como a Bran Stark, pero en vez de llevarnos a Invernalia nos lleva al paraíso birruno, a la catarsis total. Finalmente nos deja un amargor de pomelo riquísimo y un puntito herbáceo suavísimo que para mí convierten a esta India Pale Ale en una cerveza perfecta. Obra maestra. Nos ha llegado fresquísima y ha valido la pena dejarse la pasta. Comprada refrigerada en Rosses i Torrades por 5,90€.

25 de julio de 2017

Stigbergets - Amazing Haze

Otra de las cerveceras suecas que está en el candelero birruno es sin lugar a dudas Stigbergets, de la que nos están llegando unas remesas de auténticos birrotes -a cual mejor- fresquísimos y de una calidad insuperable.

Hoy tenemos en el blog Amazing Haze, uno de los emblemas de la cervecera de Gotemburgo. De color claro y velado y carbonatación moderada. Al olfato  es un subidón aromático total. Melocotón, albaricoque, níspero y fruta de hueso. La cosa promete.

En boca inicialmente resulta bastante herbácea con un punto resinoso intenso pero sin resultar desagradable. La verdad es que no era el principio que me esperaba y me ha destrempado un poco, pero a medida que ha ido avanzando la degustación las cosas han vuelto a su sitio. Más adelante van apareciendo matices cítricos de manera que pueden disfrutarse sabores como el del limón, la mandarina y el amargor del pomelo. Deliciosa. También van apareciendo sabores que nos recuerdan a la piña y frutas tropicales. Espectacular. Al principio no las tenía todas conmigo pero finalmente ha resultado ser una India Pale Ale de dimensiones épicas. 6,5%, entra divina. Comprada refrigerada en Rosses i Torrades por 5,60€.

24 de julio de 2017

Brewski - Candy Queen

Cuando ves al husky siberiano del vecino aprendiendo a hablar español para poder llamar al 112 y no palmarla es que realmente está apretando el calor. Es en esos momentos cuando apetecen estilos de cerveza más refrescantes y ligeros de trago.

Mi propuesta para sofocar las altas temperaturas es una Berliner Weiße colosal que pude disfrutar en el restaurante La Menuda de Barcelona, del que podréis leer su correspondiente reseña la semana que viene.

La joyita la ha fermentado Brewski, una de las cerveceras suecas que lo está petando últimamente. La verdad es que nos está llegando una ola de cervezas suecas colosales que nada tienen que envidiarle a lo que se hace en Estados Unidos. Durante esta semana voy a reseñar unas cuantas cervezas del país escandinavo que sustentan firmemente mis afirmaciones. La primera de ellas es la Candy Queen, como hemos dicho es de estilo Berliner Weiße con maracuyá, la fruta de la pasión.

Brewski son conocidos por tener más amor por las frutas que Carmen Miranda. En sus elaboraciones es raro no encontrar alguna de ellas entre sus ingredientes. La de hoy es una cerveza extrema incluso para los aficionados a este estilo, pero eso sí, todo lo que tiene de extrema lo tiene de adictiva. A mí me ha encantado. La sensación es como la de morder un limón, es realmente muy ácida. Sabor impresionante a cítricos con el punto tropical del maracuyá, que también tiene cierto punto ácido pero que aporta cierto dulzor. Muy ligera de trago, resulta muy refrescante, pero eso sí, te va a poner los ojos como los de Jackie Chan. 4,7%.

23 de julio de 2017

De Dochter Van de Korenaar - Embrasse

Desconocía por completo la cervecera De Dochter Van de Korenaar, pero recientemente empecé a ver sus botellas por Instagram, despertando en mí cierta curiosidad. finalmente tuve ocasión de hacerme con una botella de su Embrasse en La Birreria de Andorra y debo admitir que ha sido uno de los grandes sorpresones del año. Birrote donde los haya.

Durante este asfixiante verano al menos hubo un día que llovió y refrescó un poquito, ocasión que sirvió de excusa para abrir esta impresionante Belgian Strong Ale de 9,0%, porque sinceramente, no pude aguantarme a que llegase el invierno para bebérmela, soy ansia viva.

La cervecera que tratamos hoy es belga, pero ubicada dentro del territorio neerlandés, en la localidad de Barle-Hertog, en un auténtico galimatías fronterizo entre los dos países. Hasta tal punto que las cervecerías del lugar tienen que cambiar las sillas de sus terrazas a un lado u otro de la frontera para cumplir con las normativas de cada estado. Es un dato cuanto menos curioso.

En copa presenta un color oscuro con una moderada capa de espuma de color marfil. Al olfato nos saludan las notas maltosas y de fruta madura. En boca es una cerveza brutal, muy intensa. De corte maltoso, dulzona sin llegar a ser empalagosa, con sabores de fruta seca: ciruelas y uvas pasas e higos secos. También algún toque que nos recuerda a algún fruto seco y ese punto alcohólico que nos da cierto calorcillo en la garganta a cada trago. Quizás un puntito ahumado, o es que ya se me subió el tema a la cabeza y la sensación de principio a fin de estar bebiéndote un birrote brutal. Muy buen comienzo con la cervecera belga. Chapeau. Comprada por 4,00€ en La Birreria de Andorra, en esta ocasión no me pareció cara.

22 de julio de 2017

La Pirata - Súria


Si había una cervecera a la que tenía unas enormes ganas de visitar esa es sin lugar a dudas La Pirata. Cervecera que hemos visto crecer desde el principio -debo reconocer que la primera Viakrucis que me tomé no estaba muy fina, he dejado de comprar en esa tienda- pero la calidad y el buen hacer de esta gente no ha hecho más que darles la razón, convirtiéndose en una cervecera de referencia en España -y porqué no decirlo- también en Europa. Los hermanos León empezaron como homebrewers cocinando cerveza en casa para compartirla en fiestacas con sus colegas, luego pasaron a ser cerveceros nómadas y ahora por fin cuentan con sus propias instalaciones en Súria. El nivel que han alcanzado es tal que ya colaboran con cerveceras del prestigio de De Molen, Les Trois Mousquetaires, Against The Grain, Kaapse, Austmann, Dry & Bitter, Brew by Numbers, Brussels Beer Project, Mad Brewing, Naparbier, Laugar, Garage Beer o Green Street.

Hace unos meses nos enteramos a través de su página web de que realizan visitas guiadas en sus instalaciones algunos sábados. Por 14€ realizas la visita, pruebas sus cervezas y acabas petándolo con un aperitivo maridado con sus birras. Una vez acabada la visita puedes comprar todo lo que quieras (aquí hay que aprovechar la ocasión porque están más baratas que en cualquier tienda) y puedes probar todo lo que tengan pinchado en su taproom. Es tan sencillo como comprar la visita online, concertar la fecha y voilà, ya estás allí entre fermentadores dándole al alpiste cosa fina. Nosotros conseguimos reunir un grupo de siete personas, a las que se sumaron otros tantos. El trato por correo antes de la visita y durante ella fue genial en todo momento, haciendo todo lo que estuviese en su mano para facilitarnos información y acordar la fecha y el horario.

Nada más llegar nos recibe su espectacular barrel room, que está ubicado justo en la entrada de la fábrica. Decenas de barriles de bourbon, tequila y otros licores que están envejeciendo auténticos tesoros, entre ellos alguna Black Block Bourbon Barrel Aged que ha cosechado numerosos premios y el aclamo de comunidades birrunas como BeerAdvocate o Untappd. El arsenal que hay allí lo iremos viendo en un futuro cuando esté listo para su correspondiente embotellado. Paciencia.

Finalmente -tras pinchar los keykegs que nos íbamos a fundir después- aparece Josep, nuestro entregado guía que estuvo con nosotros durante toda la visita y poniendo birras una vez concluyó ésta. Aquí hago un inciso. Si vais a realizar la visita os tenéis que ir haciendo a la idea de que vais a estar tomando birras desde las 11 de la mañana, así que mentalizaos, preparad vuestro organismo para la jornada y poneos de acuerdo para ver quien va a conducir a la vuelta, doy por hecho de que no llegaréis allí ya con la taja puesta.

Maiki disfrutando como un gorrinaco
La visita empieza en el flamante taproom de la fábrica, con seis tiradores que hará las delicias de cualquier visitante. Se nos hace entrega de una copa, que debemos custodiar durante toda la visita para realizar las correspondientes catas.

Allí Josep empieza explicándonos la historia de La Pirata. Cómo empezaron haciendo cerveza en la cocina de su casa y triunfando en las fiestas con sus colegas -no era para menos- cómo las distribuían prácticamente de estraperlo (ahí surgió el nombre de La Pirata) y su posterior éxito como cerveceros nómadas que ha finalizado en una gran inversión para construir sus instalaciones propias en casa. Para empezar con buen pie allí mismo probamos la primera cerveza de la mañana: la Lupulus Pirãta.

Una vez hecha la introducción pasamos a la sala de almacenaje. Una nave de considerables dimensiones totalmente refrigerada -nuestra visita coincidió con la olaca de calor de finales de junio, la crujida que les tuvieron que pegar en la factura debió ser de las guapas- donde guardan en inmejorables condiciones todas las cajas de botellas y keykegs listos para su distribución. Para no perder el ritmo nos tomamos otra copita de Lab Nº003 Hoppy Lager.

Más adelante estaba ubicada la sala de producción. En su inicio la máquina que trata el agua, seguida del molturador. Ríete tú de tu molinillo de homebrewer, aquello daba para machacar sacos enteros de 3 en 3.

Al final de la nave estaba la gran sala de operaciones, con las ollas de cocción, los fermentadores y las máquinas de envasado y etiquetado, también bajo temperaturas controladas. Para llenar los fermentadores necesitan realizar dos cocciones de mosto y los llenan con una bomba. La verdad es que cuando uno ha hecho cerveza en plan casero gualdrapis way aquello impresiona por las dimensiones y el material tan sofisticado. Como el que no quiere la cosa la visita se fue animando y Josep se enrolló y nos dio a probar la colaboración que han hecho con Garage Beer: Where's My Brain At? que estaba en su punto óptimo justo antes de ser envasada. Estaba de vicio, fresquísima y en condiciones inmejorables. La podéis conseguir ya mismo porque acaba de llegar a tiendas y cervecerías, es más, ya he visto a algún bloguero e instagramer que ya se la ha trincao.

La visita ya estaba llegando a su fin y entablamos con Josep una agradable conversación sobre el panorama cervecero actual y qué nos depara el futuro, todo esto regado con su Viakrucis, la IPA estrella de la casa. Una vez finalizada la visita nos esperaba un pequeño aperitivo regado con la Black Block. La putada es que mientras hablábamos con Josep alguien del crupo se cascó todo el fuet y el queso y dejó los platos tiritando. Es lo que tiene la cerveza, que abre el hambre cosa fina. Por último volvimos todos al punto inicial, donde en el taproom pudimos tomar las cervezas que tenían pinchadas y comprar cualquier cosa que hubiese disponible en el almacén. La verdad es que la visita fue muy agradable, extensa y muy interesante, y siempre con la sensación de regocijo de haber estado en una de las mejores cerveceras nacionales y de poder estrechar la mano a los hermanos León, que son unos auténticos cracks. Por último agradecer a todo el equipo de La Pirata por su tiempo y dedicación y felicitarles por todos los logros conseguidos. Os animo a visitar Súria, aquí tenéis su ubicación marcada en nuestro Mapa Birruno.

Balance de daños:

-La Pirata - Lupulus Pirãta. Session IPA bestial que ya pudimos probar el año pasado y nos dejó flipados, y en esta ocasión lo volvió a hacer, sin duda una de mis cervezas preferidas de los de Súria. Podéis volver a leer la reseña clickando aquí. 3,0%.

-La Pirata - Lab Nº003 Hoppy Lager. Tercera cerveza de la serie experimental de La Pirata. Bestial. Nos llevamos unas botellitas para casa y aquí podéis volver a leer el resultado. 5,2%.

-La Pirata & Garage Beer - Where's My Brain At? Colaboración entre los de Súria y los cerveceros de Barcelona que pudimos probar directamente del fermentador. Estaba colosal. Ardo en ascuas para probar otra vez esta IPA en botella. 6,7%.

-La Pirata - Viakrucis. La IPA estrella de la casa. La he probado en numerosas ocasiones y cada vez que lo hago me parece una cerveza aún mejor. Podéis volver a leer la reseña otra vez pinchando aquí.

-La Pirata - Black Block. Ya la reseñé en su día y no ha hecho más que mejorar. Supongo que envejecida en barriles de Bourbon debe estar bestial, pero la versión original ya de por sí es un cervezón. Podéis volver a leer las impresiones que escribí en su día pinchando aquí.

Cerveses La Pirata               Polígon Zona Industrial La Pobla 15, Súria (Barcelona)                     93   869  65   96                   www.cervesalapirata.com

21 de julio de 2017

La Sagra - Burro de Sancho Rubia

Hace calor. Me voy al LIDL. Allí se está muy fresquito junto a la nevera de los helados. Pero, ¡oh, sorpresa! en la sección birruna se vislumbran algunas cositas craft. Vamos allá.

Por 1,39€ me he traído a casa esta Burro de Sancho Rubia que elabora Cervezas La Sagra. Según indica la cervecera de Numancia de la Sagra (Toledo) en su página web "Burro de Sancho nace bajo la idea de elaborar un producto que mantuviera la esencia de las primeras elaboraciones realizadas de forma artesanal, consiguiendo un auténtico sabor y aroma castellano, compuesta de 100% malta de cebada y además, utilizando materias primas de nuestra tierra castellana".

Pero vamos a ver, que alguien me lo explique, ¿pero La Sagra no era ya artesanal? ¿Necesitan hacer una submarca de cerveza artesanal porque la suya original no es lo suficientemente artesanal? No entiendo nada. En fin, lo que no es nada artesanal es quien hay detrás de todo esto: Molson Coors, que es quien ha comprado parte del capital de la cervecera toledana. Entre las cervezas de Molson Coors seguramente conoceréis las cervezas Coors (obvio), Miller, Blue Moon, Cobra y Staropramen entre muchas otras, que distan mucho de lo que es una cerveza artesanal. Eso explicaría cómo estas cervezas han acabado vendiéndose en plan macro en este tipo de superficies comerciales.

En fin, vamos a la cerveza en sí. De estilo Golden Ale, de color dorado (6 EBC) y espuma correcta. Al olfato nos llega un olor agradable con notas florales y de cítricos. En boca los lúpulos cobran protagonismo, aportando sabores florales y herbáceos que hacen que la cerveza sea muy refrescante. Final suave (15 IBUs). 5,0%. Es una cerveza que cumple con su cometido y por el precio que tiene es una muy buena opción. Si algún día no puedes bajar a hacer tus compras en el BierCaB Shop no hay que castigarse bebiendo Steinburg, hay opciones más que dignas a precios muy asequibles.

20 de julio de 2017

Rogue - 5 Hop IPA

Siempre que vuelve Rogue a casa es motivo de alegría y jolgorio. Esta última remesa se ha hecho de rogar -jojojo, estamos hoy sembrados, ¿eh, Javier?- pero al final hemos podido localizar algunas de las cervezas que nos faltaban por probar del catálogo de Rogue en el Rosses i Torrades, así que para allí que nos fuimos, en plan visita relámpago, dejando el coche en zona de carga y descarga y sin prácticamente poder hablar nada con David, el propietario.

Una de las que se vino para casa fue la 5 Hops IPA, se trata de una Cascadian Dark Ale que pudimos comprar refrigerada (se han puesto unos neverones en el Rosses i Torrades para fliparlo) y se mantuvo a baja temperatura en mi nevera hasta el día de la degustación.

Todos los ingredientes utilizados en esta cerveza han sido cultivados en Newport (Oregon, USA), en la finca de Rogue Ales & Spirits, y como reza en la etiqueta: de la tierra a la botella. Insisto, para mí esto tiene un valor añadido. Tengo un amigo que dice que soy un groupie de Rogue, pues muy bien, pero pocas cerveceras pueden presumir de cultivar y procesar todos los ingredientes de sus cervezas y de que en la botella quede plasmado el auténtico sabor de la tierra. La receta de hoy lleva maltas Carafa Special II, Dare, Risk, Munich y Cara-Wheat y los lúpulos Liberty, Yaquina, Freedom, Alluvial y Rebel, el agua de su finca y su celebérrima levadura Pacman. En casa estoy especulando con la idea de  colgar un póster de John Maier por mucho que le pese a mi mujer. Si la niña se ha puesto uno de Ladybug en su cuarto vamos que si me pongo yo uno de John Maier.

De color oscuro, quizás no tan opaca y viscosa como una Imperial Stout, con menos densidad y con una coronaza de espuma espectacular, muy cremosa, muy tupida y muy persistente. Al olfato nos asaltan las notas de café junto con algún toque herbáceo. En boca al principio predomina el sabor a torrefacto, mucho café, delicioso pero que se come la cerveza. A medida que se va calentando la cerveza empieza el festival de la fruta: cítricos fruta de hueso y fruta tropical aderezado con las notas herbáceas y balsámicas que aportan los lúpulos. Muy completa y con cierta complejidad por el contraste de sabores. Final amargo (55 IBUs). 5,55% la han clavado. 10,50€ la botella de 66cl, compartida duele menos.

19 de julio de 2017

Nómada - Marabunta

Ya sabéis que no soy muy de Double IPAs/Imperial IPAs. Las sopas de resina no las quiero ni de Knorr. Podéis decirme que no soy hophead, que no soy TRVE y que tal y Pascual que me la trae al fly. De hecho hace mucho tiempo que no me dejo la pasta en elaboraciones de este tipo, pero ésta me la han regalado los del equipo de Wine Palace, que son muy majicos, y la verdad es que no le hice ascos. Para casa que se vino y además he de decir que me ha agradado bastante. Hop powa!

La cosa a priori no pintaba bien, un estilo que no me entusiasma y una birra a punto de pasar la fecha de consumo óptimo, por lo que fresca, lo que se dice fresca, no debía estar la cosa. A la práctica el resultado me ha sorprendido en positivo. Color dorado, bastante clara y carbonatada con alegría. Me ha resultado una cerveza muy cítrica, con el sabor del pomelo muy bestia, intensísimo y muy rico. Entra demasiado bien, con soltura y desenfado, me ha resultado una cerveza muy bebible incluso teniendo un 7,5% de graduación alcohólica. Yo casi que la clasificaría como IPA sin más y me ahorraría el Double. Me ha recordado a las IPAs de Mosaic que tanto me agradan, con cierto punto resinoso que en ningún momento se va de madre, factor que hace sumar aún más puntos. Final amargo muy marcado e intenso, pero sin resultar desagradable. Bien por Nómada.

18 de julio de 2017

El Brètol - Wip Wip WIPA!

Y de Sant Cugat es también la cervecera El Brètol, que de hecho es el mismo equipo que L'Estupenda, pero que la realizan bajo otro nombre para diferenciar los dos productos. L'Estupenda serían cervezas de estilo belga, algunas de ellas con algún toque de vino, y El Brètol son cervezas quizás más de corte americano, donde el lúpulo cobra más protagonismo. Los ingredientes -al igual que en L'Estupenda- son orgánicos.

La primera que he probado de esta serie es su Wip Wip WIPA! que intuyo debe ser una IPA con trigo (Wheat IPA o White IPA según se mire). De color pajizo y un tanto turbia, con cierto aspecto de cerveza Weizen. La corona de espuma es moderada. Al olfato nos asaltan los lúpulos, de carácter herbáceo y resinoso. En boca es una cerveza donde las cannabáceas son las protagonistas. Si eres un hophead recalcitrante ésta es tu cerveza. Personalmente no es el perfil de IPA de mi agrado, ya que a mí en particular no me gustan las cervezas tan resinosas, y las IPAs que me suelen agradar son de corte más tropical, cítrico o de fruta de hueso. El trigo sinceramente no he sabido encontrarlo. Se puede percibir en el aspecto y tal vez en la sedosidad en boca, pero no he encontrado el sabor, solapado por os lúpulos. Sí en cambio cierta acidez que no sé si proviene del cereal en cuestión o de la levadura empleada. Degustada en La Floresteca a ritmo cubano. 7,0%.

17 de julio de 2017

L'Estupenda - Tripel Cuvée

Seguimos en la linea santcugatenca y reseñamos la Tripel Cuvée de la cervecera L'Estupenda, que han pasado por el blog en numerosas ocasiones.

Cerveza elaborada con ingredientes provenientes de la agricultura ecológica. Se trata de una Tripel de abadía envejecida durante dos meses en barriles de roble francés.

De color dorado y escasa carbonatación. Burbuja fina y efervescente. Se trata de una cerveza muy intensa -demasiado para mi gusto- muy ácida pero que se equilibra con el dulzor acaramelado de las maltas. En mi opinión el punto viejuno que le aporta la madera no mejora el conjunto, sino más bien lo contrario. Es una cerveza fuerte y dura, muy alcohólica (9,0%, embolia total). En mi opinión se podían haber ahorrado el envejecimiento en barrica, creo que les hubiese quedado una cerveza más equilibrada, ésta me ha costado acabármela. Comprada por 2 euros en la Bodega Cal Caballu de Sant Cugat.

16 de julio de 2017

Senglaris - Morena de la Serra

En la misma linea que apuntaba ayer, en la pizzería de mi barrio también me encontré con una pequeña selección craft, que refleja la apuesta del sector hostelero por la cerveza artesanal. Como ya las había probado todas elegí por descarte la Morena de la Serra, que en un principio pensaba que era de estilo Stout, pero para mi sorpresa, alegría y jolgorio resultó ser una Cascadian Dark Ale.

De Senglaris -la cervecera de Les Planes, en Sant Cugat del Vallès- ya habíamos probado su Weizen y su American Pale Ale y ésta creo que es la última de su catálogo que nos faltaba por probar a menos de que lo hayan ampliado recientemente. La receta de hoy ha sido elaborada con maltas Pale, Carafa I, Cara-Munich II y trigo. El lúpulo que han utilizado ha sido el Centennial.

Aspecto de petrolaco y con una generosa, cremosa y persistente corona de espuma de color beis muy agradable. Al olfato destaca el torrefacto por encima de todo, de momento no aparecen los lúpulos. En boca resulta bastante densa y cremosa, con sabor a chocolate y café muy rico. En un inicio me ha parecido una Stout sin más. A medida que se ha ido calentando la cerveza han ido aflorando todos los matices que aporta el Centennial: un sabor floral delicioso y cierto frescor agradable que anima a seguir bebiendo. Final con el amargor característico del Centennial (71 IBUs, sinceramente no me han parecido tantos). Más que una Black IPA me ha parecido una Stout con un puntito hoppy. Más allá de las etiquetas y las nomenclaturas me ha parecido una cerveza altamente disfrutable, y la que más me ha gustado de las 3 de Senglaris que he probado. 7,8% que entran finitos de Córdoba.

15 de julio de 2017

La Maltista - Red

Siempre que salimos a comer fuera pregunto en el restaurante en cuestión si tienen alguna cervecita artesana. En esta ocasión tuvimos suerte y había una pequeña selección local y me decanté por ésta, la Irish Red Ale de la cervecera La Maltista, de Sant Cugat del Vallès que elabora sus cervezas en las instalaciones del ICA (Instituto de la Cerveza Artesana).

La Maltista nos dejó un muy buen recuerdo en este blog con su fantástica American Pale Ale y ahora están de vuelta en el blog con un estilo con el que no hemos tenido precisamente muchas tomas de contacto.

Carbonatada en exceso -tuvimos unas pequeñas cataratas al servirla- y de color castaño, quizás algún destello rojizo. Es una cerveza donde claramente predomina el sabor tostado de las maltas, quizás incluso demasiado tostada. Cerveza muy densa y demasiado dulzona para mi gusto. Final amargo bastante agradable (30 IBUs). No es una cerveza que me haya gustado demasiado, ya que no me suelen gustar las cervezas tan empalagosas, pero quizás sea más un problema con este estilo en concreto que con la cerveza en particular. 6,1%.

14 de julio de 2017

8 Wired - iStout

Hoy toca poner el O Fortuna porque vamos a abrir un birrote de dimensiones épicas: la iStout de los cerveceros neozelandeses 8 Wired, que tantas alegrías nos han dado desde que los hemos empezado a tener de vuelta por estas latitudes.

De estilo Imperial Stout la de hoy es un petrolaco de los guapos, densita densita y muy oscura. La servimos en vaso, aparece una capa fina de color beis. Al olfato nos viene todo el aroma del café. En boca es una cerveza intensísima. En boca predomina el café por encima de todo. Muy potente el sabor del torrefacto pero sin llegar a resultar chamuscada. Cacao puro y regaliz acaban redondeando la cerveza. 10,0% de graduación, me la tomé de noche y me pegó un viaje que ni los de Gullivert. Comprada en el Cafestes Experience de Sabadell por 5,26€.

13 de julio de 2017

Cervesa del Montseny - Ecolupulus

El otro día hice una incursión al Aldi con fines no birrunos, pero ¡oh, sorpresa! ¡la birra me persigue! Allí mismo había una pequeña sección de cerveza artesana a precios demoledores y claro, no les quise hacer el feo. Para casa se vinieron un par de botellitas de Cervesa del Montseny que aún no había reseñado. Por favor, pronúnciese Muntseñ, cada vez que escucho Montseni me chirrían los dientes. Tenía que decirlo.

En su día ya pasó por aquí la Lupulus de la cervecera de Seva, y esta es también una American Pale Ale pero elaborada con diferentes ingredientes pero ecológicos. La receta lleva malta Pilsen orgánica y los lúpulos ecológicos Sovereign, First Gold y Pacific Gem.

De color dorado (9 EBC) y gasificación moderada. Al olfato predominan los matices herbáceos, muy agradables. En boca tiene matices cítricos agradables y refrescantes, que se acentúan con la carga herbácea, aportando más frescor al conjunto.  Es una cerveza que resulta ligera de trago. Final amargo bastante rico (29 IBUs). Me ha gustado mucho al inicio pero tengo la sensación de que a medida de que avanzaba la degustación la cosa iba perdiendo fuelle. No obstante es una cerveza ligera y que resulta refrescante, como aperitivo va de lujo y a un precio insuperable: 1,49€. 5,4%.

12 de julio de 2017

La Bodega del Sol - Barcelona


Una de las visitas obligadas si uno está de paso por el barrio de Gràcia en Barcelona es sin duda alguna La Bodega del Sol, ubicada en la mitiquísima Plaça del Sol donde antaño me tomaba las birras de dos en dos en el Sol Soler. Desde hace unos años los propietarios decidieron apostar muy fuerte por la cerveza artesana, convirtiéndose en una de las tiendas de referencia de la ciudad, y recientemente han ido un poco más allá: han decidido hacer una gran inversión para refrigerar TODO el género en cámaras frigoríficas, convirtiéndose en el segundo negocio de la ciudad que lo hace, tras el BierCaB ShoP. El cómo hagan las cervezas el trayecto hasta la tienda ya es otra historia, pero eso ya es un tema de distribuidores, no de la tienda. Ya les hice numerosas visitas durante el año pasado, pero decidí esperarme a que quitasen el andamio que había colocado en la puerta, ya que estuvieron durante muchos meses arreglando la fachada. Ha valido la pena la espera para poderos mostrar las mejoras.

Si hace mucho tiempo que no os pasáis por La Bodega del Sol seguramente recordaréis aquellas míticas estanterías tipo supermercado que tenían de punta a punta del alargado local. Bien, dichas estanterías han pasado a la historia, dando paso a las neverazas de dimensiones épicas que han colocado. Básicamente hay tres: Una neveraza enorme para cerveza artesana nacional, otra igual para cerveza artesana de importación y una tercera para Lagers industriales nacionales e internacionales, de esta manera tienen un público birruno de lo más diverso: desde el beergeek que se va a comprar una Stigbergets, al que apuesta por la cerveza local y se compra una lata de Tibidabo o el que no pasa de tomarse una Coronita en la plaza con sus colegas. Digo que hay tres básicamente porque aparte de las grandes tienen algunas más pequeñitas con alguna que otra cosilla más.

A nivel nacional tienen prácticamente todas las cerveceras más punteras, apostando muy fuerte por la cerveza local y la catalana (por otro lado también vas a garantizar el máximo frescor a tu clientela), aunque también hay numerosas cervezas españolas que yo solo he podido encontrar aquí. Para que os hagáis una idea: La Pirata, Art, Montseny, Condal, Tibidabo, Senglaris, Birra 08, Tro, Zulogaarden, Espiga, Mandril, Sant Jordi, Moska, Espina de Ferro, Dos Kiwis, Bripau, Hazte 1 Litro, Les Clandestines, Segarreta, Poch's, Quer y OOB entre muchas otras. Del resto de España La Quince, Naparbier, Dougall's, Jakobsland, Biribil, Laugar, Mad, Yria, Zeta, Bidassoa y 69 son las más destacadas. En el apartado internacional destacaría Birra del Borgo, Birrificio Italiano, Brewski, Stigbergets, Lervig, Lagunitas, Anchor, Anderson Valley, Flying Dog, Boulevard, Rocket, 'T IJ,  Austmann, Het Uiltje, Rochefort, De Dolle, Westmalle, Chimay, Orval, Du Bocq, La Chouffe, Schlenkerla y Nickel Brook entre muchísimas otras.

Lo mejor de tener todo el género refrigerado es que se va a conservar en las mejores condiciones, especialmente las cervezas con mucho lúpulo, y además tienes la ventaja de que te lo puedes llevar a casa fresquito. Otra opción es tomarse las cervezas en la misma plaza (espero que no me lea la Colau), hay mucha gente que de manera extraoficial realiza esta práctica, todo esto ajeno al negocio, claro está, que no tiene espacio para la degustación ni en el interior ni en el exterior. Si alguien opta por tomarse las cervezas en la calle pensad en dejar las botellas y chapas en el contenedor adecuado y sobre todo tened respeto por el descanso vecinal, es un consejo que os doy antes de que a la urbana les dé por multar a la peña y se nos acabe el disfrute birruno a la fresca.

Por contra, el hecho de que los propietarios hayan hecho una inversión tan fuerte para tener refrigerado todo el género tiene un inconveniente, y es que los precios han aumentado considerablemente, cosa que me parece lógica. De esta manera La Bodega del Sol ha pasado de ser una de las tiendas de cerveza artesana más baratas de la ciudad a la que tiene las cervezas en mejor estado y con la máxima calidad. Aquí cada propietario debe decidir en qué dirección va su negocio. Yo aplaudo la decisión de La Bodega del Sol e invito al resto de negocios de la ciudad a hacer lo propio. De momento les vamos a colocar su merecidísimo pin en nuestro Mapa Birruno con el deseo de visitarlos muchísimas más veces. ¡Salud y birra!

La Bodega del Sol                       Plaça del Sol 2, Barcelona                         93  218  51  21

11 de julio de 2017

La Sagra - Blanca de Trigo

De esas sorpresitas que se encuentra uno en el LIDL cuando va a comprar yogures. Como estaba bien de precio -1,69€- me la llevé a casa sin remilgos a sabiendas de que este tipo de establecimientos no trata como debiera este producto tan delicado.

La Sagra (antes Sagra a secas) nos trae esta cerveza de estilo Witbier de toda la vida (Belgian White según sus creadores) con la receta clásica con trigo, corteza de naranja, cilantro y levadura belga.

El aspecto es el correcto, con ese color pajizo un tanto velado y bastante carbonatada. Al olfato el aroma a naranja resulta muy agradable. En boca el sabor a trigo me ha resultado muy tenue, cobrando mayor protagonismo la naranja, el cilantro y el lúpulo, que se comen la cerveza por completo. Final amargo más pasado de rosca de lo que suele ser habitual en el estilo. En general me ha parecido una cerveza rica y que cumple con su cometido, perfecta para refrescarse durante el aperitivo. Para el precio que tiene y teniendo en cuenta donde la he comprado la verdad es que me ha sorprendido en positivo. Por contra me hubiese gustado disfrutar más del trigo y del punto de la levadura belga característicos del estilo, un tanto ausentes en esta muestra. 5,2%.

10 de julio de 2017

Birrificio Italiano - Tipopils

Birrunos días amantes de la cerveza. Me llena de orgullo y satisfacción traer por primera vez una botella de Birrificio Italiano. Esta gente es muy crack y venden su producto al extranjero con cuentagotas. De hecho en España solo la podemos encontrar pinchada en Ruzanuvol de Valencia (visita que iba a realizar esta Semana Santa pero que lamentablemente se vio frustrada) y en el Abirradero de Barcelona. Para mí encontrar esto es un auténtico lujo.

Sin duda la de hoy, la Tipopils es una de las mejores cervezas Pilsner del mundo ¡y sin ser checa! Todo lo que he probado de los de Lurago Marinone está brutal hasta el punto de planificar un viajecito al lago Como. No sé cuando pero iremos seguro.

De color dorado y con una buena corona de espuma. Al olfato nos llega el delicado aroma de  la malta. En boca es una cerveza ligera a la par que sabrosa, donde destaca el cereal con un sabor delicioso. Los lúpulos aportan cierto toque floral muy agradable,sin restarle protagonismo a las maltas -no es una Hoppy Lager- pero sí aportando riqueza al conjunto. Final amargo perfecto. Sin duda una de las mejores cervezas Pilsner que se pueden encontrar. 5,2%. Comprada en La Bodega del Sol de Barcelona por 3,75€. Must drink.

9 de julio de 2017

Lagunitas - IPA

Llevaba años buscando esta cerveza, había oído maravillas de Lagunitas, pero todo este tiempo de búsqueda y la pasta que me ha costado (4 pavos nada menos) se han ido al garete con uno de los chascos mayúsculos de este blog.

No sé cómo sería esta cerveza antes de que la adquiriese el gigante Heineken, pero lo que yo me he encontrado embotellado dista muchísimo de ser una IPA épica.

De color dorado y sin impurezas, bastante clara, y coronada por una gran capa de espuma blanca. Al olfato me esperaba llevar al Nirvana pero no ha sido así. el lúpulo no ha hecho acto de aparición ni invocándolo con güija. La cosa empieza mal. El poco aroma que desprende podría ser el de una Lager gualdrapera.

En boca al menos la cosa mejora algo. Es una cerveza muy ligera, con el sabor maltoso perfectamente perceptible y un suave toque de lúpulo (al loro, es una India Pale Ale) que le da un punto cítrico y herbáceo que aporta cierto frescor agradable al conjunto. Muy poco intensa y sin mucha chispa. Correcta sin más. Sin parecerme una mala cerveza lo cierto es que no le he visto la gracia por ningún lado. Me ha defraudado, ya que en el mes de marzo probé la A Little Sumpin' Sumpin' que me pareció bastante más resultona que ésta. Quizás no estaría muy fresca, cosa que me sorprende, ya que la compré refrigerada. No sé, ahora mismo se me ocurren varias decenas de IPAs nacionales mejores que la de la cervecera de Petaluma. Comprada en La Bodega del Sol de Barcelona por 4,20€. Os podéis ahorrar la pasta perfectamente. 6,2%.

8 de julio de 2017

Jakobsland - Dumbstruck

Había leído muy buenas palabras acerca de los gallegos Jakobsland, así que aún pegándome un astillote (3,45€ la broma, por favor tengo dos hijos que mantener más uno que viene de camino, ¿existen descuentos en cervezas para familias numerosas?) decidí apostar por ellos y comprobar por mí mismo las bondades y el buen hacer de los de Santiago de Compostela. No solo de centollos vive el hombre, coño.

La Dumbstruck de la que nos ocupamos hoy es una oda al lúpulo Citra. Una American Pale Ale (uno de mis estilos favoritos) elaborada únicamente con este lúpulo (uno de mis favoritos). La cosa no podía salir mal.

De color amelocotonado y una generosa y tupida corona de espuma muy cremosa y agradable al tacto. Es una cerveza muy aromática, con todo el Citra en pleno esplendor: muchísimo mango y fruta de la pasión. En boca continúa el festival tropical, con el lúpulo como protagonista. Quizás la he encontrado un pelín aguada, pero con un sabor a frutas tropicales absolutamente delicioso. Entra demasiado bien, como para tener a mano un pack de 6. Final no demasiado amargo, al menos a mí no me lo ha parecido pese a sus 60 IBUs. 6,3%. Muy buen comienzo con la cervecera gallega. Comprada en La Bodega del Sol de Barcelona.

7 de julio de 2017

Alvinne - Phi

Hoy por ser San Fermín me iba a hacer un kalimotxo pero al final he declinado esta idea y mejor reseño un birrote. Tenía muchísimas ganas de reseñar esta cerveza, por fin la he podido adquirir y lo que es mejor: degustarla.

Alvinne son  unos cracks de las levaduras. El compañero José Benedicto del blog Mis Aventuras Cerveceras en su día ya escribió detalladamente del trabajo de esta gente y vale muchísimo la pena leerse el post que os he enlazado para comprender mejor la receta de hoy.

Phi, es una de las tres cervezas de la serie Sour que ha elaborado la cervecera de Moen (Bélgica) con su propia cepa de levadura: la Morpheus, que destaca por su gran tolerancia al alcohol. Esta cerveza es una buena muestra de ello: 10,0% gradacos para una Sour es un pelotazo de los guapos.

Al abrirla hemos tenido un géiser bastante potente, que me ha pillado desprevenido y la hemos liado parda en el balcón de mi casa. Suerte que no le ha caído al vecino de abajo porque si no sus perros podrían haber acabado con una buena toña a las nueve de la noche. De color acaramelado y olor muy intenso a cerveza Lambic. En boca es una cerveza de todo menos suave. Muy ácida, muy intensa y muy sabrosa, aquí no hay medias tintas, o te encanta o te resulta insoportable. Afortunadamente a mí me ha encantado, pero reconozco que si me la hubiese bebido hace dos o tres años seguramente no me la hubiese podido acabar. El sabor me ha resultado muy similar al de las cervezas Lambic, muy ácido, un tanto avinagrado, cierto deje añejo y ese punto de sidra tan característico. La he disfrutado muchísimo desde el primer hasta el último sorbo. 3,90€ muy bien invertidos. Comprada en Cervesa Sobre Tot de Granollers.