29 de septiembre de 2016

Van Bieren - Amsterdam


Cuando mi mujer alquiló el piso en Ámsterdam para pasar nuestras vacaciones familiares de este verano lo primero que hice fue mirar su ubicación y ¡zasca! lo primero que veo es el Van Bieren, justo debajo de casa. Perfecto. era todo lo que necesitábamos para una estancia feliz. Contento como unas alegres castañuelas proseguí en mi búsqueda de más negocios birrunos para expandir nuestros horizontes cerveciles en tierras holandesas, pero a sabiendas de que cerquita de casa ya teníamos la seguridad de una tienda que no nos iba a fallar, un poco en plan yonki buscando camello en versión legal, pero con el mismo mono.

Tienda de birras debajo, supermercado debajo, cafetería debajo y dos lineas de tranvía con sendas paradas justo debajo del apartamento, mejor imposible. Así que nada, el primer día que bajé al súper para llenar la nevera no pude resistirme y con la bolsa de la compra bajo el brazo llena de tomates, lechuga y queso de Gouda fui a la tienda a presentarme. Me atendió una chica muy maja y posteriormente otro señor, los dos muy amables y muy agradecidos de mi visita y de mis intenciones de mostrar el panorama craft neerlandés a todos mis lectores (algunos de ellos muy fieles de Eslovaquia y Kenya, ¡me tenéis muy intrigado con tanta visita, chatos!). desafortunadamente, en ese momento no llevaba la cámara de fotos encima y no era plan de hacerles el reportaje con el teléfono móvil, así que les dije que como vivía allí al lado e íbamos a estar una semana entera, ya me pasaría otro día con la calma cámara en mano para hacerles su reportaje y entrevistarlos un poco.

Ese día llegó una aciaga tarde del mes de julio, cuando al cruzar el umbral de la tienda pude advertir que la amable chica y el agradable señor que me atendieron el primer día no estaban, y que en su lugar había una chica muy mustia, con menos diálogo que Miguel Bosé en "El caballero del dragón" de Fernando Colomo (qué peliculón). "-Hola, soy Javier [todo esto en inglés] un bloguero español. El otro día hablé con tus compañeros y les pareció bien la idea de que hiciese unas fotos de la tienda para escribir una reseña de vuestro negocio en mi blog, y así mis lectores os puedan conocer y visitar en futuros viajes a Ámsterdam" dije yo entusiasmado "Ah, pues muy bien" dijo ella con cara inexpresiva Chuck Norris style. Total, que la chica volvió a su silla y no volvió a levantar la mirada de la pantalla del ordenador, ¿estaría concentrada preparándose unas oposiciones?, pues no lo sé, pero me sabe mal porque lo que podía haber sido una entrevista bastante productiva quedó en prácticamente nada, así que lo siento mucho, queridas lectoras y lectores del alma, lo único que puedo relataros es sobre el género que había en ese momento en la tienda y lo que pone en el folleto que me llevé, que explica más cosas que la mustia. Me sabe mal por el resto de los compañeros de negocio que le pusieron más ganas al asunto, pero éstos son los datos con los que cuento y os explico lo poco que pude indagar del negocio en sí, que mustia aparte, tenía muy buena selección de birras y estaba bastante bien, por tanto, si estáis de viaje por Ámsterdam os recomiendo una visita.

Van Bieren es una tienda birruna del animadísimo barrio de De Pijp, en Ámsterdam. Ubicada en pleno corazón de Van Woustraat, donde la calle palpita entre pastelerías italianas, cafeterías cuquis, tiendas de productos ecológicos, restaurantes de cocinas de todo el mundo (al loro, en uno de ellos tenían Goose Island) y algún que otro coffee shop. En medio de todo ese meollo el panorama craft rezuma esplendor, en cualquier supermercado tienen su selección de cervezas locales y de importación, en los restaurantes suele haber selección birruna local, e incluso en una licorería que está en la misma acera, un poco más arriba, tiene su propia selección birruna con marcas como Rogue, para que os hagáis un poco la idea de lo que allí es lo más normal, pero que por desgracia en nuestro país aún nos queda un poco lejos, ya llegaremos, ya, pero aún nos falta un poquito. Bien, pues en medio de todo ese trajín, y de ese ambientazo cervecero, se encuentra Van Bieren, que junto con The Beer Tree, son los dos referentes birrunos del barrio de De Pijp.

Su selección es bastante buena. Sobre todo apuestan por la cerveza local, priorizando la de Ámsterdam y también alguna cervecera del resto de los Países Bajos. De la capital neerlandesa estaba prácticamente todo, una brutalidad, y tuve serios problemas para decidirme, pues había mucho para elegir y poco espacio en la nevera, que ya estaba muy llena tras las visitas a los negocios que os he ido reseñando durante todo este mes. Para casa se vino la Tropical Ralphie de Two Chefs y la Gajes de Bruut, que me recomendaró la pareja que me atendió el primer día. Del resto del globo a destacar mis bienamados Rogue, Septem, St. Bernardus, Anderson Valley, Boulevard, Brooklyn, Chimay, Anchor, Alaskan Brewing (otra vez que dejo escapar su Smoked Porter ¡UAAAAAAAAARG!) Boon, Brouwerij Bosteels y lindezas por el estilo. A destacar su neveraza con una gran representación de lo que había en sus estanterías. La selección española era bastante lamentable, solamente integrada por la cerveza industrial que se arroga ser la cerveza de Barcelona y que se dedica a evadir impuestos, la misma que sus dueños han tenido que pagar más de 94 millones de euros para evitar prisión y que dicha multa la van a pagar todas y todos aquellos infelices que consumen la botella con la estrellita de marras, "Panameñamente", o la Doble malta en su defecto. Me río yo de su doble malta. En fin. Les hice saber que aquello era luciferino y les hice una lista como Dios manda con las mejores cerveceras de nuestro país, pero al dársela a la mustia no sé si la habrán recibido o si le habrán hecho mucho caso.

Aunque en Van Bieren es se puede realizar degustación sí es posible rellenar los growlers y llevarse fresquita a casa una de sus 4 cervezas que tienen pinchadas. También puedes hacer que te que te traigan fresquita a casa en menos de una hora a través de la aplicación tring tring (¿a qué estarán esperando los programadores españoles para lanzar algo así aquí? ¡estamos hartos de pizza!).

Hasta aquí mi reseña de hoy. Me hubiese encantado poder explicaros más cosas acerca del Van Bieren pero no me fue posible sacarle más información a la chica en cuestión. No obstante os recomiendo la visita y por eso ya os he añadido el pin en nuestro Mapa Birruno.

Van Bieren                                       Van Woustraat 101bg, Amsterdam (Países Bajos)                       +31       20      334      59     66                              www.vanbieren.nl

28 de septiembre de 2016

Toccalmatto - Re Hop

Buenas tardes a todos, queridos lectores y lectoras, acólitos de la birra y del drinkamen guay. Hoy nos vamos a ocupar de un clásico italiano, la Re Hop del birrificio Toccalmatto, ubicado en Fidenza.

La pude degustar durante esta Semana Santa (Javier, vas un poco desfasao, chato) en el Beer Attack de Vila-Real, con la mala fortuna que a la botella le faltaba un mes para caducar, de manera que me comí el lúpulo más pasao que las hombreras de Loco Mia, nada fresco, un desastre lupulil. Aún así la cosa se pudo beberciar mínimamente.

American Pale Ale de color dorado bastante clara y transparente, y con abundante espuma blanca de aspecto jabonoso. Al olfato resulta muy poco aromática, se ha perdido prácticamente todo. En boca se percibe el sabor maltoso de la cebada (malta Pilsner), con el regustillo chusco del Saaz y el Cascade a punto de diñarla. Amarga, eso sí, y ligerita de trago. Toda una pena, espero poder volverla a catar más fresca. 5,0%. La broma me salió por 4,80€, ahí es nada.

27 de septiembre de 2016

Magic Rock - High Wire

Hoy le toca el turno a otro conocido clásico de nuestras vejigas: la High Wire de la cervecera inglesa Magic Rock.

Nos encontramos con una cerveza de estilo (West Coast) American Pale Ale de color caramelo y sin apenas espuma. Una cerveza muy densa, espesita, con muchísimas partículas en suspensión y cargadísima de lúpulo.

Elaborada con malta acidulada, Golden Promise, Munich y Vienna. Los lúpulos empleados son: Cascade, Centennial, Chinook, Citra, Columbus y Magnum.

De aroma muy herbáceo -aquí hay más pino que en el parque de Yellowstone- y sabor muy intenso. En boca resulta cítrica y muy herbácea, factores que hacen que la cerveza resulte muy refrescante e incluso ligera de trago. Nos deja en la boca una sensación de frescor muy agradable y notas de resina muy suave que resultan agradables al paladar. Entra de vicio. 5,5%. Degustada en Ale&Hop Barcelona.

26 de septiembre de 2016

Moska - Rossa

Gracias a unos grandes amigos, que me regalaron un pack de botellitas craft he vuelto a saber del estado de forma de la cervecera gerundense Moska, que en alguna que otra ocasión ya les habíamos dedicado algunas lineas a su Oud Bruin y a su Summer Ale.

Al principio me temí lo peor, pues al abrirla mi mujer pudimos montar una fiesta de la espuma en casa que ni en Pacha Ibiza nanu. Para que os hagáis una idea, en la primera fotografía que hice la espuma llegaba por debajo del pie estirado del Brooklyn Defender. Tras una larga espera la cosa fue bajando y pude tomar ésta, donde la espuma ya estaba bastante compacta, muy cremosa y muy agradable, un auténtico heladito de birra genial.

En boca tampoco empezó demasiado bien la cosa. Tenía un sabor a sidra que junto con la carbonatación que presentaba hizo que creyese que estaba contaminada. Afortunadamente la cosa se arregló bastante. Nos encontramos con una Pilsner bastante suave y agradable, con el cereal muy presente -muy rico- y un puntito dulzón suave, sin resultar empalagoso. Algo de miel y finalmente un amargor final muy ligerito, nada bestia. 4,8%.

25 de septiembre de 2016

La Pirata - Lab nº001 Super Oatmeal Stout

¡Hola muchachada!. Hoy os traigo la primera cerveza de la serie experimental Lab de La Pirata. Los de Súria hasta el momento llevan 3 cervezas de esta serie, y por este blog han pasado 2 de ellas, tan solo nos falta probar su Hoppy Lager, que seguramente estará brutal como el resto de su catálogo.

La de hoy, la primera de esta serie, es una Oatmeal Stout elaborada con maltas Pale, Black, Chocolate, Carafa Special III y malta y copos de avena. El lúpulo que han empleado es el Herkules y le han añadido vainilla a la receta que le da un toque colosal.

De aspecto muy negro (93 EBC) y escasa gasificación de color beis, la Nº001 Super Oatmeal Stout de la Pirata al olfato es un cafetazo brutal.

En boca quizás peca de exceso de torrefacto, pero a la que se calienta el asunto y empiezan a aflorar todos los sabores es una cerveza brutal. El sabor a café resulta delicioso, aparecen notas de cacao puro, riquísimas, un chocolatazo negro total, y lo que para mí es lo que acaba de redondear la cerveza es el suave y delicioso gusto avainillado de fondo que nos deja en el paladar. ¡Genial!. Final amarguete sin excesos (41 IBUs). 7,8%. Según Ratebeer la graduación de una Oatmeal Stout debería andar entre los 4,2 y los 5,9%, supongo que por eso le han calzado el apelativo Super delante, pero que vamos, yo le hubiese puesto Imperial Oatmeal Stout y me hubiese quedado tan ancho. 2,90€ en la General de Begudes de Valldoreix.

24 de septiembre de 2016

Guineu - Vitis Picapoll

Me gusta mucho la linea que está tomando la cervecera del Bages Guineu, sacando novedades prácticamente cada mes, apostando por estilos más arriesgados y colaborando con otras cerveceras -tanto nacionales como internacionales de alto nivel. De todas las novedades que han ido sacando estos últimos meses -que no son pocas- me ha gustado prácticamente todo, y digo prácticamente todo porque hay una pequeña minoría que no me han dicho absolutamente nada o como la que nos ocupa hoy que me ha parecido horrible.

La Vitis Picapoll que nos atañe es una colaboración entre la cervecera de Valls de Torroella y las bodegas vitivinícolas Oller del Mas, ubicadas en Manresa. La cerveza ha sido elaborada con lúpulo Amarillo y con mosto de uva Picapolla, una variedad autóctona del Bages y que ha recuperado la bodega Oller del Mas. No me preguntéis sobre el origen etimológico del nombre de la uva, prefiero no pensar en ello.

De color caramelo, un tanto velado y carbonatación muy abundante y efervescente. En boca tiene un sabor bastante chusquete, con el sabor de la uva bastante presente, pero que le confiere un sabor más bien regulero, tirando más a vino turbio que a un sabor más afrutado y suave. La hemos compartido mi mujer y yo y no hemos podido acabárnosla. Al final te deja un sabor seco bastante desagradable. Creo que es la única cerveza de la nueva linea de Guineu (y de la antigua también) que no me ha gustado nada. 6,0%. Comprada en la General de Begudes de Valldoreix por 3,10€. Dolor.

23 de septiembre de 2016

The Beer Tree - Amsterdam


Otro de los establecimientos que pude visitar con alegría, jolgorio y entusiasmo durante nuestras vacaciones familiares en Ámsterdam fue The Beer Tree del barrio de De Pijp (existe otra sucursal en Helmersbuurt, muy cerca del Craft & Draft), en una zona muy animada de restaurantes, terrazas, tiendas y cafeterías al lado del mercadillo de Albert Cuypstraat.

La tienda tiene aspecto destartalado con azulejos modelo "Cuéntame", lo que ahora viene siendo el término vintage. Por dentro la cosa es un poco lúgubre y con las cajas por ahí en medio, y a decir verdad se agradecería la intervención de algún interiorista -estoy seguro que en Ámsterdam hay mucho talento- pero en fin, que al margen del orden y la estética lo que nos interesa realmente es el producto, y en The Beer Tree lo tienen en las mejores condiciones posibles: fresco, sin luz directa del sol y totalmente refrigerado. Para mí esto es importantísimo.

Creo que en Catalunya (en el resto del estado lo desconozco, pero intuyo que la cosa debe andar más o menos igual) el único sitio que tiene TODO el género refrigerado y resguardado de la luz es el BierCab Shop, luego podremos debatir el precio que les ponen a sus cervezas y lo que vosotros queráis, pero a día de hoy son los únicos que tratan el producto como debe ser. El resto de negocios suelen tener una pequeña nevera con una pequeña selección, pero más bien orientada a la degustación que no a la conservación en condiciones óptimas de la cerveza. Aquí en España aún nos queda muchísimo que mejorar en cuanto a condiciones de transporte y almacenamiento de la cerveza viva. Muchííííííííísimo. En The Beer Tree aman el producto y lo miman con todos los cuidados posibles. La verdad que para mí, que por desgracia no estoy muy acostumbrado a esto, la verdad es que me resultó una gozada poder elegir entre todo el género fresco y prácticamente todo refrigerado en nevera. Un auténtico lujazo.

La selección que tienen es bastante amplia, donde cuidan la selección local. Muchas cervezas de pequeñas micros de la ciudad (prácticamente todas) y con gran parte de sus catálogos. En esta sección tuve serios problemas para decidirme, pero al final el encargado me aconsejó sabiamente. También bastante cuidada la selección del resto del país (por supuesto De Molen, Kees, Het Uiltje, etc, etc, etc...) y a destacar la selección estadounidense, con mis bienamados Rogue a la cabeza, seguidos de Anderson Valley, Brooklyn, Anchor, The Lost Abbey, Flying Dog, Boulevard, Lost Coast, etc... Del resto del globo Hitachino Nest, Septem, Schlenkerla, Weihenstephan, Schneider, Riedenburger y una buena selección belga.

La selección española estaba representada solamente por Edge Brewing, que tenía bastante cabreado al encargado del negocio. Por lo visto no le había llegado ninguna en buen estado. "-Ni tan siquiera los Barley Wines, que mira que es jodido que se estropeen. Es demencial", me decía muy cabreado, y con razón. Así que cuando le dije que venía de Barcelona fue un momento un poco tenso, pero se arregló dándole una lista de la élite cervecera catalana y del resto de España. La cosa dio pie a una agradable conversación donde estuvimos comentando el panorama español y neerlandés, y me estuvo explicando la historia de algunas microcervecerías de la ciudad y curiosidades de cada una. Él se declaró muy fan de Butcher's Tears y de los festivales que montan en la terraza de la micro cuando hace buen tiempo, así que le hice aprecio y me llevé su Amber Ale. Yo por mi parte además de recomendarle las más destacadas cerveceras españolas también le recomendé con mucho énfasis Birrificio Italiano y Baladin, ya que me pidió consejo sobre cerveceras del norte de Italia con la intención de traer algunas, espero que el chico le saque provecho.

La verdad es que salí muy satisfecho del The Beer Tree, tanto por las compras, como por el precio (os lo digo en serio, en España tenemos un grave problema con esto) como por la agradable conversación con el encargado. Además estaba muy cerca de nuestro apartamento, así que la visita fue obligada. Mi mujer se extrañaba de que fuésemos donde fuésemos siempre acabásemos en alguna tienda de cervezas craft, pero como ya os dije en su día, me llevé los deberes hechos de casa, y la verdad es que le saqué muy buen rendimiento. La verdad es que yendo con la parienta y los dos churumbeles la cosa dio bastante de sí y superó mis expectativas al respecto, seguramente si hubiésemos ido sin niños nos hubiese cundido mucho más, pero la verdad es que no puedo quejarme para nada. Gente del The Beer Tree, estamos encantados de que ya forméis parte de nuestro fantástico Mapa Birruno. Salut i birra.

The Beer Tree                                        Eerste Van Der Helstraat, 53III, Amsterdam (Países Bajos)                       +31       20       785      75     96                              www.thebeertree.nl

22 de septiembre de 2016

Sixpoint - Puff

Y para finalizar la sección birruna de todo lo que pudimos catar por tierras neerlandesas os traemos la Puff, una Double IPA de la cervecera neoyorquina Sixpoint que pudimos adquirir en De Bierkoning.

Hacía tiempo que tenía ganas de catar algo de esta gente -en España no había visto nunca nada de ellos- pero al volver de Ámsterdam me he dado cuenta de que sí, que ya han empezado a llegar, así que ha sido un poco frustrante, porque de haberlo sabido hubiese elegido alguna otra de entre los miles de cervezas que tienen en esa tienda.

La elección tampoco fue buena, a la par que mi inglés, nivel Hermanos Calatrava en Space Oddity, pero vamos, creo que "I like it tropical, I don't like resin" lo entiende hasta Espinete harto Xibeca. El tío de la tienda, parco en palabras e intuyo que con un nivel de inglés aún peor que el mío, va y me da esta DIPA que es una auténtica sopita de resina, que no hace más que corroborarme que cada vez me gustan menos las cervezas de este estilo. Por no ponerme a abrirle la nevera de la tienda al notas me la acabé llevando, pero que vamos, que se cubrió de gloria el tío. Lo de "I don't like resin" el colega no lo pilló. Estábamos en la tierra del cannabis, seguramente fue eso.

Color caramelo, corona de espuma bastante potente. En boca es una sobredosis de resina, como beberse un bote de Ajax Pino, pasadísima de rosca. Suerte que la birra estaba fresca y la cosa mínimamente me la pude beber sin poner demasiadas caras raras. Excesivamente amarga (108 IBUs), descompensadísima, una sopita de pino total. 9,8% para pillaros una buena embolia en Blanes no está mal.

21 de septiembre de 2016

Sori - White Lies

Hoy os traigo una pequeña joyita desde la ciudad de Tallinn, en Estonia, donde el panorama birruno está que lo peta pese a las dimensiones del país. De esta cervecera aún no había probado nada, pero la verdad es que todas las cervezas craft que he podido catar de este país me han gustado muchísimo.

La de hoy es una White IPA elaborada por Sori Brewing. Su nombre, White Lies, es debido a que han tomado como base una cerveza Witbier, pero la han lupulizado hasta arriba, de manera que vamos a obtener una cerveza que parece una cerveza de trigo, pero que al probarla nos va a sorprender su alta lupulización.

Elaborada con los lúpulos Mosaic y Equinox, presenta un color anaranjado y una generosísima corona de espuma, típica de las cervezas Witbier belgas. La espuma es de aspecto jabonoso, persistente, y en paladar resulta agradable. Al acercar la cerveza al olfato resulta bastante cítrica, con un olor muy agradable, me pareció oler algo de banana, pero eso es más bien típico de las Weizens alemanas, y os juro que no puse un pie en ningún coffeeshop, no nos fumamos nada, no era nuestro plan en Ámsterdam, aunque cuando ibas por la calle olía a pino que daba gusto. En fin, continuemos. En boca resulta herbácea y algo amarga (58 IBUs), pero resultando siempre agradable y sin excesos. Con bastante cuerpo, resulta un tanto sedosa. Me ha agradado encontrarme el sabor del trigo presente pese a la carga lupulil. 6,2%. Muy rica. Comprada en De Bierkoning por 3,95€.

20 de septiembre de 2016

Birra del Borgo - KeTo

Las cervezas de Leonardo Di Vincenzo nos tienen acostumbrados a un nivel excepcional, todas y cada una de ellas, situadas en la élite birruna internacional. La cerveza que nos ocupa hoy no es una excepción, y dentro del nivelazo de Birra del Borgo yo creo que es de las que incluso supera la media, una auténtica barbaridad.

KeTo, otra de las genialidades del birrificio de Borgorose es una cerveza Porter elaborada con tabaco Kentucky toscano. Una cerveza totalmente sublime.

La servimos y obtenemos una cerveza elegantísima en copa. Absolutamente negra (73 EBC) y opaca, con una capa perfecta de espuma compacta y cremosa de color beis. Al olfato nos asalta un olor espectacular a café y tabaco muy suave. En boca es una cerveza tremendamente suave, de 5,2% de graduación, hace que la deglución sea fácil y muy agradable. El sabor a café es suave y delicado, con el toque de las hojas de café seco que acaban de darle al conjunto un sabor excepcional. El final no es demasiado amargo (23 IBUs) y el sabor a tabaco en el retrogusto es prolongado y muy placentero, y que conste que no soy fumador, pero de vez en cuando en algún bodorrio disfruto de un buen Cohiba. Supongo que el que esté acostumbrado a fumarse unos buenos cigarros la va a disfrutar al máximo. Comprada en Craft & Draft Amsterdam por 3,75€.

19 de septiembre de 2016

Septem - 8th Day

Abrimos el apartado heleno con esta fabulosa India Pale Ale que me pude pimplar durante mi periplo birril en paradisíacas tierras neerlandesas.

Referencias griegas hasta la fecha solo tenía la de Σολο, la cerveza de Kjetil Jikiun tras abandonar Nøgne Ø, y Septem tras su participación en la Fira del Poblenou el pasado verano, así que cuando la vi en una estantería de una tienda en Ámsterdam no me lo pensé dos veces, se vino para el apartamento rapidín.

De entre las referencias que había de la cervecera griega elegí esta IPA, ya que la vi bastante bien puntuada por gente a la que sigo en Untappd, y es un estilo que me motiva bastante.

Han utilizado maltas Maris Otter y Munich y lúpulos Simcoe, Citra y Mosaic. Solo por los ingredientes la cosa ya promete.

8th Day, el octavo día, después de haber descansado el séptimo, Dios se lo curró y creó la birra, y la de hoy da muestra de su buen hacer, una IPA colosal. De aspecto anaranjado y una generosa corona de espuma blanca. Al olfato la 8th Day nos deleita con aromas a melocotones y fruta de hueso combinado con una buena carga de cítricos y notas florales. En boca es deliciosa, donde predomina el sabor a melocotón combinado con la carga herbácea, amarga y seca (65 IBUs), pero que queda compensada por el dulzor de la fruta. Me ha parecido absolutamente deliciosa. 7,0%. Comprada en Van Bieren por 3,50€.

18 de septiembre de 2016

Kona - Castaway

Otra de las cervezas que te puedes encontrar en cualquier supermercado de Ámsterdam (por ejemplo en el Albert Heijn, como es el caso) es la Castaway de la cervecera Kona, ubicada en las islas Hawaii. Yo personalmente de esta cervecera no he encontrado nunca nada en España, pero sí en Suiza y en los Países Bajos. De esta brewery ya reseñé en su día la Longboard Island Lager, y desde entonces no había vuelto a saber nada de ellos. Reconozco que la compré por el exotismo de beberme una cerveza hawaiana, y la verdad es que lo de dentro, para haber recorrido tantísimos kilómetros, estaba bastante bien.

Elaborada con maltas Pale y Caramel. Los lúpulos que han empleado son: Galaxy, Citra, Simcoe y Milenium.

La botella es una buena pieza para los coleccionistas, ya que lleva en relieve todas las islas del archipiélago, y junto con la etiqueta me pareció un conjunto bonito. La Castaway de la que nos ocupamos hoy es una cerveza de estilo India Pale Ale, Al servirla nos ofrece un color ligeramente anaranjado y una moderada capa de espuma poco duradera. Al olfato es una maravilla. Podemos disfrutar de su fantástico aroma herbáceo junto con una carga cítrica y afrutada, donde destacan los melocotones y la fruta tropical. En boca resulta herbácea y un tanto balsámica. Las notas de melocotón aportan al conjunto un sabor bestial, dulce y sabroso. Podemos percibir también algún matiz cítrico de corteza de naranja. Finalmente nos deja un final muy amargo, demasiado para mi gusto (50 IBUs). En general me ha parecido una IPA muy rica, del estilo que me gusta. Me ha sorprendido que una cadena de supermercados la haya traído a Europa en tan buen estado. Teniendo en cuenta cómo trata el Corte Inglés las cervezas artesanales españolas la verdad es que con ésta no tenía muchas esperanzas. Y lo mejor de todo el precio: 2,29€ por una botella de importación de 355ml. Igualito que aquí, que me clavan 3 leuros por una hecha en Valldoreix o en la Floresta. 6,0%.

17 de septiembre de 2016

Boulevard - Tank 7

Durante nuestro periplo por Ámsterdam no todo fueron cervezas neerlandesas, también hicimos aprecio a otras cervezas foráneas, algunas conocidas por nuestra tierra, otras no tanto. La de hoy era una cervecera desconocida para mí, y la verdad es que lo flipé bastante consiguiendo una joyita como ésta en un supermercado normal y corriente (el Albert Heijn para ser más concretos) por tan solo 2,58€, se trata de una cerveza Saison elaborada por la cervecera Boulevard, ubicada en Kansas City, que tiene una valoración de 98/98 en Ratebeer.

La Tank 7 que hoy nos atañe es una cerveza bastante clara, de color dorado y con abundante espuma blanca de aspecto jabonoso. En boca es una cerveza suave donde predomina el sabor a cereal. El punto ácido no es demasiado pronunciado, resultando muy agradable. Me ha recordado a una Belgian Blonde Ale. De los 8,5% de graduación ni te enteras, están perfectamente integrados. Deliciosa. Por esa pasta vale muchísimo la pena. No sé por qué pero me parece a mí que esta cerveza en España no sería tan barata, la pondrían mínimo a 4 leuros. Conjeturas mías.

16 de septiembre de 2016

Jopen - Life's a Beach

Hoy os traigo una Session IPA de los cerveceros de Haarlem, Jopen. Este verano, como habéis podido comprobar, me he puesto fino a base de Session IPAs, y la verdad es que ésta en concreto no me ha acabado de convencer.

De color dorado y una generosa corona de espuma blanca. En boca es una cerveza extremadamente ligera, resultando incluso aguada. Es una cerveza de perfil herbáceo y resinoso, poco cítrico y poco pomelo, al contrario de lo que suelen ser las cervezas de este estilo. Me ha dado la sensación de haber cogido una IPA resinosa, haberle añadido un chorretazo de agua y ¡voilà!, ya tenemos Session IPA (es la impresión que me ha dado, no una afirmación). Final tela de amargo. 4,5%. Comprada en el supermercado Albert Heijn por 2,39€, al menos la broma salió barata.

15 de septiembre de 2016

De Bierkoning - Amsterdam



Si estáis por Ámsterdam la tienda a la que no podéis faltar, ya que es una visita obligada, tanto por ubicación, como por calidad y variedad esa es sin duda alguna De Bierkoning. Tranquilos, no os estreséis, está en todo el centraco, en la Plaza Dam, os vais a topar con ella sí o sí, así que sea cual sea vuestra ruta o vuestras prioridades turísticas por la ciudad de los canales, tarde o temprano acabaréis aquí, os lo garantizo. Mi caso no fue una excepción. Tras una mañana lluviosa de agosto después de refujiarnos en el Grand Café Ovidius  y tomarnos unos cafetazos con leche y unos croissants (también tenían la Rasputin de De Molen, pero a las 10 de la mañana como que no me apetecía ir con la embolia birril) servidor tenía clarísimo el objetivo de aquella gloriosa mañana, la visita al De Bierkoning. Yo creo que no me equivoco al asegurar que es la mejor tienda de cervezas de todo el país.

Al ser sólo tienda no ofrecen a sus clientes la posibilidad de degustación, pero no os preocupéis, si os entra la sed tenéis el Beer Temple a tan solo unos metros, al doblar la esquina, justo en una calle perpendicular. Nosotros no pudimos visitarlo, pero tranquilos, como ya os dije, estamos planeando una escapadita sin niños para solventar todas las cervecerías que nos quedaron pendientes. Querida hermanita, si me estás leyendo, estés donde estés, que sepas que eres la más guapa y la mejor, pero te va a tocar hacer de canguro de los dos perlas, jojojo.

La tienda es espectacular y abrumadora. Yo cuando entro en negocios así me suelo aturullar y compro algunas cosas sin demasiada lógica, y luego, mientras os preparo la reseña y analizo todo lo que había es cuando me digo a mí mismo: "Ay la leche, tenía que haberme comprado ésta, y ésta, ¡coño y esta!, y esta otra, y esa, y aquella..." ...y así hasta fundirme la nómina. La realidad fue que con mis visitas previas, tanto a supermercados como a otras tiendas especializadas, tenía la nevera del apartamento a reventar, y aún así tuve que traerme varias botellas en las maletas porque no me dio tiempo a acabármelas todas allí, de manera que en De Bierkoning, muy a mi pesar, solamente compré dos cervezas. Así que tras mi experiencia os digo: no hagáis el canelo. Id a De Bierkoning el primer día, llenad la nevera de todo lo que veáis, y lo que podáis ver o comprar en otras tiendas o supermercados ya vendrá si hace falta. Pero no lo dejéis para el final.

Lo que tienen allí es una brutalidad. Cervezas de todas las nacionalidades y de todos los estilos. El paraíso en la tierra. Y no sólo eso, gran variedad de glassware y freakadas varias para el más flipao de los beergeeks. La tienda es estrechita pero bien aprovechada. En la entrada se dispone el mostrador y un par de neveras con el género fresco. También hay una pequeña estantería con la recomendación mensual del personal de la tienda. Si nos seguimos adentrando el espacio se bifurca hacia arriba y abajo. Abajo está el paraíso de los amantes de las cervezas Lambic y Sour. Arriba, la élite internacional birruna del globo terráqueo. Lo mejor de lo mejor. "Cariño, pínchame con un tenedor para ver si estoy despierto".

La selección es espectacular, además las tenían ordenaditas por países para facilitar la búsqueda a los clientes. En la sección española me hizo ilusión encontrar cervezas de Naparbier, La Real de Duero, La Pirata, Salasse Artesenal, Biir, Keltius y alguna que otra cervecera más. Cuando llegué a la sección de Estados Unidos lagrimones de felicidad al ver medio catálogo de Rogue, de los que hace años que no sé nada porque en España no sé quien coño la distribuye, pero debería dimitir ya, porque los fans de los de Newport no encontramos nada. Zombier, si me estáis leyendo, atended las súplicas de este pobre bebedor, traed un contenedor refrigerado desde Oregon cargadito de Rogue. Las echo mucho de menos. Gracias de antemano.

No sé cómo lo tendrán montado los neerlandeses, tal vez por el hecho de tener el puerto de Róterdam les llegue más género, o simplemente porque se lo montan mejor que nosotros, pero yo allí vi mucha cosa que aquí no llega ni de lejos. Sigamos con el repasito por países. Estados Unidos: Rogue, Left Coast, Brooklyn, Jolly Pumpkin, Firestone Walker, Evil Twin, Sixpoint, Mission, Anderson Valley, Flying Dog, Belching Beaver, Black Market, Karl Strauss, Port Brewing, Wicked Weed, Mammoth, etc... Reino Unido: Medio catálogo de Brew by Numbers, medio catálogo de Wild Beer, medio catálogo de The Kernel, Cloudwater, Chorlton, Marble, Weird Beard, Pope's Yard, Magic Rock y muchísimas variedades de Buxton. Suecia: Amplísimo surtido de Beerbliotek, Brekeriet, Omnipollo, Dugges y Sigtuna. Estonia: Casi todo de Põhjala, Sori, Tanker y Vaat. Dinamarca: Amplísima variedad de Mikkeller, aunque teniendo en cuenta el catálogo de los daneses sólo había una "pequeña" representación, Mad, Hornbeer y To Øl. Serbia: Kabinet. Grecia: Septem. Noruega: Lervig y Nøgne Ø. Austria: Bevog. Polonia: Profesja, Stu Mostów, Artezan y Pinta. Francia: Gavroche y Thiriez, Finalmente, las cerveceras locales: Two Chefs, Oedipus, Butcher's Tears, 'T IJ, Oproer, Kees, Kaapse, De Graal, Austmann, y lo más acojonante, toda una estantería de arriba a abajo dedicada a los genios de Bodegraven: De Molen.

En el piso de abajo la sección belga para el más pirado de los lambicgeeks: Cantillon, Boon, Alvine, De Struise, Tilquin, 3 Fonteinen, Rodenbach, Lindemans, Brasserie de la Senne, y un largo etcétera suficiente como para ponerte la cara como la del Fary durante varios meses. En fin, una brutalidad de tienda que no hay que dejar de visitar. Ya me iréis comentando qué es lo que habéis ido pescando por allí durante vuestras visitas. Os pongo ya el pin en nuestro Mapa Birruno.


De Bierkoning                                                 Paleisstraat 125, Ámsterdam (Países Bajos)                     +31       20       625       23    36                           www.bierkoning.nl

14 de septiembre de 2016

'T IJ - IJWit

Volvemos a la carga con la cervecera 'T IJ, con sede en Ámsterdam, cuyas instalaciones son visitables y tienen una pintaza brutal. Nosotros dejamos la visita para otra ocasión porque no teníamos más tiempo, pero me quedé con la espinita de tomarme unas birritas en su molino junto al canal, otra vez será.

En esta ocasión vengo con la IJWit, su Witbier de trigo de corte belga que pudimos disfrutar en el restaurante Sla del barrio de De Pijp, maridada con comida muy sana y baja en calorías (ensaladitas básicamente).

De aspecto dorado claro y gasificación moderada. Su receta lleva limón y cilantro. Al olfato predomina el olor a cítricos con notas florales. En boca tiene un sabor suave y delicado. Los cítricos suaves, resultando la cerveza muy refrescante y apetecible, el punto del cilantro también suave, y el sabor del cereal presente, muy rico y también suave. Es una cerveza bastante equilibrada y sin excesos. Para los amantes de las Witbiers ésta no les defraudará. 6,5%.

13 de septiembre de 2016

Bruut - Gajes

Seguimos con el festival neerlandés, en esta ocasión de la cervecera Bruut, con sede también en la capital. La Gajes que vamos a reseñar hoy tiene el honor de haber ganado el primer premio a la mejor cerveza del Dutch Beer Challenge 2016, un cervezón de Belgian Ale de los que te hacen poner de pie.

De color acaramelado y una generosa corona de espuma muy cremosa. En boca es una cerveza donde predomina claramente el cereal, muy intenso, nítido y rico. Algo de astringencia, un puntito de cilantro y notas frutales de membrillo. Bastante dulzona -que suele ser muy común en el estilo- y con el alcohol bastante bien integrado (8,0%). Altamente disfrutable. Comprada en Van Bieren. La verdad es que no recuerdo el precio.

12 de septiembre de 2016

Two Chefs - Tropical Ralphie

Otro souvenir que traje de Ámsterdam, esta vez para mi padre, que también la quiso compartir conmigo, de la cervecera Two Chefs, con sede en la capital de los Países Bajos y con bastante presencia en los restaurantes y tiendas que fuimos frecuentando.

Una cerveza Weizen con más lúpulo que un herbolario, Absolutamente colosal. De color pajizo bastante blancuzco (6 EBC) y bastante gasificación, la Tropical Ralphie es un chute de aromas tropicales ascendiendeo por tu tocha. Todo un festival de cítricos, maracuyá y mango impresionante.

En boca es una cerveza que resulta muy ligera de trago y entra muy bien, con alegría. El sabor es totalmente delicioso, con toda la carga de fruta tropical impresionante y ese puntito cítrico que la hace aún más refrescante y que invita a seguir bebiendo. Final nada amargo (20 IBUs). Riquísima. Para beber a litracos. 4,5%. Comprada en Van Bieren por 2,90€.

11 de septiembre de 2016

Oedipus - Gaia

Durante nuestros días en Ámsterdam pudimos disfrutar de cerveza artesanal en la gran mayoría de restaurantes de la ciudad que fuimos a visitar. El restaurante del hostel Generator de Oostepark no fue una excepción, así que hicimos lo propio y nos pedimos esta West Coast IPA de una de las cerveceras locales: Oedipus.

Gaia es el nombre de la India Pale Ale de los brouwers de la capital neerlandesa. Ha sido elaborada utilizando los lúpulos Columbus, Chinook, Cascade, Centennial y Amarillo.

De color anaranjado y con una generosa corona de espuma de aspecto jabonoso desprende un aroma herbáceo. En boca es una cerveza con sabor resinoso suave, el pino bastante presente y las notas herbáceas intensas. Finalmente nos deja un amargor en el paladar bastante moderado (60 IBUs). 7,0% muy bien integrados. Correcta.

10 de septiembre de 2016

De Molen & Laugar - Txapela & Klompen

De Bodegraven también le traje este souvenir a mi cuñado y el buen hombre tuvo el detallazo de abrirla y compartirla conmigo. Una cerveza muy peculiar y sin duda muy compleja.

Txapela & Klompen (txapela y zuecos) es una extraña Imperial Saison fruto de la colaboración entre De Molen y los cerveceros vascos Laugar. La cerveza en sí es una bizarrada total. Según reza la etiqueta: salted bourbon infused smoked imperial saison-wine-ish. Para cagarse. Si queréis originalidad esta cerveza se lleva la palma, porque sin duda no vais a probar algo como esto en la vida.

Según el facebook de los Laugar es una Triple Saison con sal de Añana, centeno, maltas de whisky ahumadas e infusionadas en bourbon. El resultado es acojonante.

La cerveza presenta un color ámbar de 20 EBCs y escasísima gasificación. En boca lo primero que nos sorprende es el punto salino en una cerveza de este estilo (en una Gose lo habíamos disfrutado hasta la saciedad, pero nunca en una cerveza tan potente) que ya te deja un poco descolocado. Es una cerveza dulzona y con sabor muy maltoso. Se nota el punto ahumado, que va creciendo conforme avanza la degustación y se calienta la cerveza. Afloran también matices de regaliz y caramelo. El sabor a bourbon es impresionante, delicioso. El conjunto en sí es muy complejo y si alguien está buscando una cerveza facilona y de trago ligero ésta no se la recomiendo. Lo mejor de todo es que pese a la bizarrada de la receta ¡la cerveza está muy buena!. Hay que degustarla poquito a poco, hicimos bien en compartirla, porque quizás una entera me hubiese costado acabármela, pero con el tiempo suficiente y el relax necesario, es una cerveza altamente disfrutable siempre y cuando vayas con la mente abierta y muy receptiva a una cosa así. El alcohol está muy bien integrado aunque al final se acaba notando (al loro, 13,6%). Comprada en la tienda del Browcafé De Molen por 5,10€.