19 de febrero de 2017

La Grúa & M.I.A. - Coffeebomb

Los cerveceros cántabros de La Grúa estuvieron de parranda por Miami e intuyo que se lo estuvieron pasando muy pero que muy bien. Allí visitaron a la gente de M.I.A. Brewing y probaron varias de sus recetas. Quedaron fascinados con una American Milk Stout (Sweet Stout para los sectores más ultraortodoxos), tanto que se trajeron con ellos a Piero Rodríguez para elaborar esta Milk Stout en Pontejos y compartirla con todos sus seguidores de este lado del charco.

La receta lleva avena, café de Papúa Nueva Guinea, cacao, vainilla y obviamente lactosa. Al servirla es un petrolaco densito que genera una bonita corona de espuma bastante tupida, de color beis, muy cremosa y muy agradable al tacto. Al olor el cafetal de Juan Valdés, muy intenso.

En boca el café es muy intenso, yo personalmente no he sabido encontrar ni la vainilla ni el cacao. La lactosa aporta cierta sedosidad en el paladar. Lo mejor es el final largo, dejando en el retrogusto todo el saborazo del café, muy amargo, delicioso. Perfecta para una sobremesa. Mi padre, que es un coffeegeek empedernido es muy fan de este tipo de café, y yo estoy encantado de sus aplicaciones birrísticas. Yo me la casqué por la noche y no me quitó el sueño, con sus 5,8% te toñan guay. Un regalazo de cervezas La Grúa. ¡Qué grandes! Muchísimas gracias.

18 de febrero de 2017

Mikkeller - Drink'in the Sun

Nuestro amigo Brian no puede tomar alcohol y cada vez que lo veo tomarse una Free Damm se me revuelven las tripas. Así que el fin de semana pasado fuimos a hacerle una visita y le llevé una botellita de la Drink'in the Sun para acabar así de una vez por todas con ese acto de masoquismo atroz.

Otra botellita se quedó en casa para mi mujer, que está en estado de buena esperanza, y poder así rememorar nuestras andanzas por tierras danesas. La versión de 1,4% de esta cerveza ocupa el puesto #16 en el ranking de mejores cervezas de baja graduación del mundo de Ratebeer, y pudimos degustarla en 2013 en el Mikkeller Bar de Viktoriagade. La versión que hoy nos ocupa tiene incluso menor graduación (0,3%) y ocupa el puesto #36, y para ser una Low Alcohol me ha parecido colosal.

Se trata de una American Wheat Ale, con malta de trigo y con lúpulos a tutti, aunque no especifica de qué tipo. De color pajizo y con una buena corona de espuma blanca bastante persistente y con burbuja fina de aspecto efervescente. Al olfato es una locura. Muy floral y cítrica, un auténtico espectáculo. Como las cervezas sin alcohol suelen ser más insulsas que la comida de los hospitales aquí le han añadido lúpulos por un tubo para suplir todas estas carencias, y lo consiguen, porque si bien nos falta algo de cuerpo y de consistencia maltosa tanto el sabor como el aroma son espectaculares. En boca es un festival para los sentidos, todo tipo de cítricos, naranjas, limones, limas, mandarinas y pomelos, también algo floral, a mí me ha recordado a los hibiscos, uva blanca, también fruta tropical, mango y maracuyá, y con un final amargo nada estridente. Una gozada. Para la graduación que tiene me ha parecido excelente. Comprada en Cervesa Sobre Tot de Granollers por 3,50€.

17 de febrero de 2017

Omnipollo - Onda

Volvemos a la carga con una de mis cerveceras favoritas que ha cocinado una American Pale Ale single hop de uno de mis lúpulos favoritos: el Mosaic. Se trata de Onda, y como habréis podido adivinar observando la etiqueta es otra joyita de los suecos Omnipollo. Existe otra versión de esta cerveza de estilo India Pale Ale y en la etiqueta aparece el ladrillo que falta en este muro flotando en el espacio sideral, como cuando la peña tripaba con "2001: Una odisea en el espacio". El mismo rollito guay.

Les he cogido mucho cariño a los cerveceros de Estocolmo y el otro día hice una fugaz visita al BierCaB Shop y me hice con una remesita guapa de la bryggeri sueca.

La APA de hoy presenta un color dorado bastante claro, no es una cerveza demasiado carbonatada, pero la poca espuma que genera es bien recibida. Al olfato, pomelo, cítricos y algo que no he identificado que no me ha molado (el vaso parecía bastante limpio). En boca muy agradable, con el Mosaic muy sabroso, muchísimo pomelo, muy refrescante, bastante amarga y con un final bastante seco. Muy rica. No es de lo mejor de Omnipollo, tampoco es una de las mejores cervezas Mosaic single hop que he bebido, pero sí es una gran cerveza, además muy bebible, por tanto no le vamos a quitar el mérito. Omnipollo siempre geniales. 5,50€.

16 de febrero de 2017

Buxton & Omnipollo - Yellow Belly

Hoy toca birrote. Pero birrote de los gordos. Cosa bestia. Nace fruto de la colaboración entre los ingleses Buxton y los suecos Omnipollo. Ambas cerveceras nos han dado muchísimas alegrías, qué os voy a contar yo que no sepáis ya. Grandiosos los dos.

La Yellow Belly es una cerveza Imperial Stout riquísima y con muchísimos matices. A priori lo que más nos sorprende es su presentación, que hablemos claro, parece un encapuchado del Ku Klux Klan. En la etiqueta interior viene explicado el porqué. Si os pica la curiosidad también podéis leerlo en su ficha de Ratebeer.

Al servirla tiene un aspecto de petrolaco total, pácticamente sin espuma, pero una auténtica bomba en aroma. Colosal. Todo un torrente de café, galletas y frutos secos asciende por nuestras fosas nasales, pero lo mejor de todo es que no lleva ni galletas, ni mantequilla de cacahuete, ni frutos secos. ¡Magia! A mí el olor me sugiere el de las galletas Chips Ahoy, y los más fuerte de todo es que no es una cosa nada sutil, es un olor muy evidente. Lo mismo pasa con los cacahuetes, ¡ahí estan! Es una de esas cervezas para pasarse toda la tarde esnifándola. Lagrimones.

En boca es un cervezote como para poner a la peña de pie. Muy completa, muy sabrosa. Sabor a café -que es lo más evidente- frutos secos tostados (los cacahuetes siguen ahí), chocolate negro puro, nibs de cacao y algo de regaliz muy sutil. Es un pepinaco que entra demasiado bien, y con sus 11,0% gradacos la hacen más peligrosa que organizar una procesión de nazarenos en el Bronx. Cierta sedosidad que nos aporta la lactosa y un saborazo delicioso con final genial. Obra maestra. Un regalazo de mis hermanos por mi cumpleaños, cada año se superan. ¡A su salud!

15 de febrero de 2017

Cervesa Sobre Tot - Pou

El equipazo de Cervesa Sobre Tot, además de hacer muy felices a los habitantes del Vallès Oriental vendiéndoles cervezas, también se dedican a hacerlas. Llevan ya unas cuantas variedades, en una ocasión me regalaron la Cream Ale que elaboraron para la Festa Major de Granollers del año pasado, que me resultó muy rica, y en la última visita que les he hecho he podido probar de tirador su Amber Ale, que también me ha parecido muy rica, incluso repetí.

La Pou me ha parecido una Amber muy sabrosa, de carácter maltoso, con un punto dulzón pero sin resultar en ningún momento nada empalagosa. Un punto tostado aporta más redondez al conjunto. Los lúpulos intervienen en su justa medida, aportando cierto frescor, que hace que la cerveza entre mejor y un amargor final bastante agradable (26 IBUs). No es que sea una cerveza muy hoppy pero nuestras amigas cannabáceas son perfectamente perceptibles. Me alegra encontrar recetas así, sencillas y ricas, sin necesidad de frikadas e idas de madre. Grandes Norma y Ori. 6,2%.

14 de febrero de 2017

Beerbliotek - Single Hop Mosaic Apricot

Obra maestra. La de hoy es uno de esos birrotes de los que hacen saltarse los lagrimones. Endorfinas en vena por un tubo. Beerbliotek es uno de las cerveceras suecas más reputadas, hasta el punto que han tenido el honor de ser los encargados de elaborar la cerveza oficial del GBG Beer Week de este año que se celebra el próximo mes de marzo. La cerveza del festival del año pasado la elaboró Stigbergets (que reseñé ayer mismo) y está colocada en el Top 10 de mejor IPA del mundo según Ratebeer, así que el encargo es un auténtico honor para los de Gotemburgo y a la vez dice mucho del prestigio de la bryggeri escandinava.

La de hoy es una cerveza que no sé si será mejor o peor que la GBG Beer Week 2017, el caso es que a mí en particular me ha parecido espectacular. Yo además soy un yonki reconocido del lúpulo Mosaic y cuando veo elaboraciones de este calibre empiezo a sudar, me entra el baile de San Vito y tengo que tomarme un par de trankimazines hasta que consigo hacerme con algún ejemplar. La birra que hoy nos ocupa es una variedad de la IPA Single Hop Mosaic, con la peculiaridad de que le han añadido albaricoques a la receta. La Single Hop Mosaic Apricot de hoy es un claro ejemplo de que la cerveza artesanal enlatada no pierde un ápice de calidad, por tanto no seáis temerosas de comprar cervezas en este tipo de formato, porque es incluso mejor que la embotellada.

De color dorado con ciertos reflejos anaranjados y con bastante carbonatación, de color blanco y un tanto persistente. Al olfato es una orgía de pomelo y cítricos. El Mosaic fresquísimo y en pleno esplendor funcionando a pleno rendimiento. En boca es colosal. Finísima, sabrosa, con todo el saborazo del pomelo empapando toda la boca, un tanto amargo, en su justa medida. Por debajo van apareciendo tímidamente los albaricoques. Al principio no son demasiado evidentes, pero a medida que va avanzando la degustación van emergiendo de manera proporcional a nuestro éxtasis. Naranjas, fruta de hueso, fruta tropical... increíble. El amargor que nos produce el lúpulo contrastado con el dulzor de los albaricoques produce una explosión en boca insuperable. Tan sabrosa, tan bien balanceada, todo en su sitio, todo genial. Una cerveza de quitarse el sombrero. Primera toma de contacto con Beerbliotek y algo me dice que hoy, por ser día de San Valentín, esto va  a ser el comienzo de una larga, larguísima y bonita historia de amor. 6,5%. Comprada en BierCaB Shop por 4,60€, bien vale dejarse la pasta, os lo aseguro.

13 de febrero de 2017

Stigbergets - GBG Beer Week 2016

El jueves pasado aterrizó en BierCaB Shop un cargamento de cervezas suecas que pondrían muy palote a Alfredo Landa. Entre todas las joyitas que vinieron (que fueron numerosas) se encontraba la reputada GBG Beer Week 2016 elaborada por la cervecera de Gotemburgo Stigbergets con motivo de la celebración del festival cervecero que se organiza en dicha ciudad. Actualmente ocupa el puesto #8 como mejor IPA del mundo según Ratebeer.

Al servirla nos aparece una cerveza bastante amarillenta y traslúcida, con mucha gasificación que genera una gran corona de espuma de color blanco inmaculado notablemente persistente. Por el aspecto podría pasar perfectamente por una New England IPA.

Al olfato nos llega una sinfonía de cítricos muy agradable. Es como pasearse por la huerta valenciana acompañado de Naranjito, Citronio y Clementina, nuestros héroes del 82. En boca la cosa va en aumento. De entrada pomelazo brutal. Es una cerveza muy sabrosa pero a la vez entra pasmosamente bien, con una ligereza brutal. A medida que se va calentando van aflorando sabores a piña y maracuyá. Final muy elegante, con el amargor justo y con retrogusto de corteza de naranja. Muy sabrosa, muy fina, muy armoniosa y sin estridencias. Es de esas cervezas que cuando las bebes parecen sencillas pero supongo que lo complicado debe ser hacer que sea tan armonioso todo, pero de sencillo no debe tener absolutamente nada. 6,5%, hasta la graduación es perfecta. Me ha resultado una cerveza excelente, pero honestamente, yo en particular no la colocaría en el Top 10 mundial, es una valoración personal sin querer restarle mérito a la bryggeri sueca, que ha hecho un trabajo espectacular. 5,10€ en BierCaB Shop.

11 de febrero de 2017

La Grúa - Hops & Cops

El pasado lunes recibí un alegría y alboroto un paquete desde Pontejos (Cantabria) que me enviaron los amigos de Cervezas La Grúa. Fue derechito a la nevera y dejé el tiempo justo para que las botellas se enfriasen y se fuesen asentando tras el traqueteo del viaje.

Cuando los visité en 2015 tan solo contaban con 3 cervezas en su catálogo, pero durante este tiempo han ido ampliándolo con novedades, y lo que es mejor, que han mejorado muchísimo. Si bien por aquel entonces sus cervezas me parecieron buenas ahora tengo que reconocerles que hacen birras colosales como la que nos ocupa hoy. Me alegro muchísimo por Alejandro y todo su equipo, habéis hecho un gran trabajo, estoy muy contento.

Hoy vamos a empezar con su Hops & Cops, como la etiqueta reza que va cargadita de lúpulos hasta arriba. Consideré bebérmela la primera para que conservase todo su frescor primigenio. Se trata de una American IPA elaborada con lúpulos Mosaic, Citra y Amarillo, que son mis lúpulos favoritos, y creo que hasta la fecha, todo lo que toca el Mosaic lo convierte en oro líquido. Me ha parecido una cerveza colosal.

Al abrirla y servirla me ha venido un bofetón de fruta espectacular. Ha sido como coger un melocotón, pelarlo y esnifarlo. Pura fruta. Os juro que yo pagaría solo por oler esta cerveza sin necesidad de bebérmela, porque por el nivel de endorfinas en sangre que me ha hecho segregar bien vale la pena. Primer sorbo. Éxtasis total. Ríete de Chimo Bayo. Ojos en blanco. Levitación. Saborazo a melocotón y fruta de hueso, algo de maracuyá y fruta tropical y también un punto cítrico de pomelo. Muy afrutada a la par que balanceada, un final amargo perfecto (60 IBUs), todo en su sitio, sabrosa, completita y sin idas de madre. Un birrote para quitarse el sombrero. ¡Gran trabajo de los cántabros! 6,3%.

6 de febrero de 2017

Bripau - Ràfega

Tras este fin de semana huracanado os traigo la Ràfega (ráfaga), una Amber Ale de la cervecera Bripau, con sede en Sant Pere de Riudebitlles, y que es, a mi parecer, la mejor de las cuatro cervezas de su catálogo que he tenido oportunidad de probar.

En la etiqueta aparece el hijo de Robert Smith una tarde de tramuntana. Bastante despeluchao, por cierto. La receta lleva maltas Pale, Cara-Munich, Melanoidin y malta de trigo. Los lúpulos que han utilizado son el Simcoe y el Centennial.

En copa presenta un aspecto rojizo y escasa gasificación. En boca es una cerveza donde predomina el carácter maltoso, delicioso. Cierto punto dulzón y afrutada, algo floral y con un punto hoppy que le da más alegría al asunto y acaba de redondear la cerveza. Muy rica. Altamente recomendable y a precio asequible a tutti. 6,5% de graduación. 2,49€ en Wine Palace.

5 de febrero de 2017

Chimay - Rouge

Chimay es uno de esos birrotes que se pueden encontrar fácilmente en cualquier supermercado. La de hoy, la versión Rouge, es una cerveza Dubbel de Abadía Trapense que ocupa el puesto #5 a nivel mundial en su categoría según Ratebeer. Es uno de esos lujazos que uno puede permitirse a un precio bastante asequible. Yo la compré por 2,45€ en Caprabo, tras haberla visto en Eroski a bastante más de 3€, que son de la misma cadena. Esta peña se pasa más con sus clientes que los Rolling Stones con sus fans cuando sacaron Dirty Work.

De color pardusco y muy, pero que muy carbonatada, genera una abundante capa de espuma compacta y cremosa. Al olfato nos llega un olorcillo a malta tostada agradable. En boca el sabor a malta tostada es muy intenso a la par que delicioso. Se nota el puntito de la levadura belga y el toque licoreta que se agradece con este temporal. Ciruelas pasas, higos secos y todo este tipo de frutos recorren nuestro paladar. Un gran clásico siempre bien recibido en nuestra nevera. 7,0%.

4 de febrero de 2017

Coopers - Best Extra Stout

La verdad es que tenía mucho mejor recuerdo de esta cerveza, que hacía años que no probaba y al hacer el revival me he llevado un pequeño chasco, la verdad sea dicha.

Anteriormente habían pasado por el blog las otras dos referencias de la cervecera australiana Coopers. Lamentablemente nos llegan pocas referencias de este país, aunque estoy convencido que deben tener un grandioso panorama craft. En cambio de Nueva Zelanda de vez en cuando sí aparece alguna cosa de 8 Wired o de Renaissance. Es curioso.

Cerveza de estilo Foreign Extra Stout totalmente oscura y opaca, un petrolaco total. Genera una tupida corona de espuma de color beis bastante agradable. Me cuesta creer que esta cerveza esté en el puesto #6 de Beer Advocate de las mejores cervezas australianas. Más que Extra Stout me ha parecido extra chamuscada, el sabor es de quemado, muy pasada de tueste. Torrefacto a tutti, cafetazo quemado que no me ha parecido nada armonioso en el paladar y finalmente un ligero sabor final suave a regaliz que sí me ha agradado. 6,3%. Lo dicho, tenía mejor recuerdo. Comprada en Wine Palace por 2,59€.

2 de febrero de 2017

Lervig - Hoppy Joe

Actualmente nos está llegando una gran avalancha de cervezas artesanalaes enlatadas. En España la cervecera castellana Arriaca ha sido la primera en dar el paso, pero en otros países ya nos llevan varios años de adelanto, como es el caso de hoy.

La cervecera noruega Lervig también fue pionera en su país, pero ellos dieron el paso en 2008, aunque servidor recuerda que las primeras latas de la Lucky Jack que empecé a ver por estos lares fue allá por el año 2013. Yo por aquel entonces me las miraba con recelo porque ignoraba las bondades de este formato, de hecho no probé la Lucky Jack hasta que conseguí encontrarla en formato botella. Pero ahora no le pongo ninguna pega porque hasta la fecha todo lo que he probado en lata ha sido de una calidad excepcional, mientras que en botella me he llevado grandes decepciones.

La Hoppy Joe que hoy ocupa estas líneas es un clasicazo de los de Stavanger, y además es un cervezón de los que molan, sin duda es una de las mejores Amber Ale que han pasado por el blog, la mayoría de ellas o muy buenas o muy malas, pocas o ninguna en término medio. Es curioso.

De color rojizo, un tanto ambarina (40 EBC), turbia y con no demasiada gasificación. En boca es una cerveza muy sabrosa y perfectamente balanceada. Por un lado el sabor delicioso de las maltas, que me encanta encontrármelo sin que quede sepultado bajo kilos y kilos de lúpulo. Exquisito, dulce, perfecto. Nuestras amigas cannabáceas aportan algo de alegría al asunto con un sabor herbáceo suave, algo de pino sutil para acabar de redondear, sin avasallar ni cargarse la cerveza. Final amargo un tanto seco (45 IBUs), para mi gusto perfecto. Una exquisitez, de las que podrías hacer una quedada cervecera con amigos y hacer un monográfico solo a base de Hoppy Joe. 4,7%. Comprada en la tienda online de Zombier por 2,25€, una auténtica ganga.

1 de febrero de 2017

Más Malta - American Wit Ale

Más Malta es una Sociedad Limitada Unipersonal ubicada en Santa Perpetua de la Mogoda. Elaboran sus propias cervezas, imparten cursos, venden maquinaria, insumos e ingredientes para cerveceros.

De momento cuentan con 4 recetas, y venden los kits con todos los ingredientes y las recetas para todos aquellos que se atrevan a reproducirlas en casa. Así que si algún día te da la vena Elena Santonja no dudes en llamarlos.

Hasta la fecha no había probado nada de ellos y la verdad es que hemos empezado con muy buen pie. La primera en caer ha sido su A.W.A.  -American Wit Ale- que es una Witbier belga con un punto hoppy bastante marcado, de manera que me he permitido la licencia de etiquetarla también como White IPA, aunque a mí personalmente utilizar el término India o IPA (Black IPA, Red IPA, White IPA, Brown IPA y así sucesivamente con todo el espectro cromático) para todo aquello que lleve kilos y kilos de lúpulo cada vez me gusta menos.

La receta lleva maltas de cebada y trigo, lúpulos Liberty y El Dorado y los ingredientes característicos de las Witbier belgas: Corteza de naranja y cilantro. En este caso han utilizado piel de naranja de curaçao. Con esta misma receta (excepto por los lúpulos) probé la cerveza polaca Pinta - Viva la Wita!, que me pareció colosal, pero que no os pude reseñar porque el melón que suscribe eliminó la foto accidentalmente, de manera que me quedé sin documento gráfico para acompañar tan rica prosa.

La de hoy presenta un color dorado y espuma abundante de burbujaca gorda. Olor muy agradable a cítricos y algo de fruta tropical. En boca es una cerveza muy sabrosa, la verdad es que me ha encantado. Muy rica, cítrica, refrescante y con el saborazo de naranja y algo de fruta tropical espectacular. Quizás para mi gusto me ha faltado encontrarme el sabor y la textura del trigo más presente, eso hubiese sido ya de 10, pero aún así me ha parecido una gran cerveza. 5,1% de graduación y 25 IBUs finales muy llevables, nada amarga. Habrá que catar el resto de sus elaboraciones.

30 de enero de 2017

Modern Times - Fruitlands

Primera botella de Modern Times que abrimos, ya que hasta la fecha todo lo que hemos probado de la cervecera de San Diego venía enlatado, y a decir verdad estaba todo brutal. Curiosamente esta ha sido la que menos nos ha gustado de todas (que han sido unas cuantas).

De la serie Fruitlands existen ocho variedades diferentes, la de hoy es una Sour Cherry Gose, y la verdad es que sin ser para nada una mala cerveza no destaca ni como Sour, ni como Fruitbeer, ni como Gose, toda una pena porque teníamos muchas espectativas con esta botella. 

De color cobrizo un tanto rosáceo y con abundante carbonatación. De los tres aspectos quizás el más destacable es el Sour. Bastante ácida, sin llegar a resultar desagradable y sin llegar a los extremos de una cerveza Lambic, bastante moderada. Como Fruitbeer bastante ful, las cerezas prácticamente desaparecidas, nos han llegado prácticamente al final, con la cerveza caliente y casi con el poso, un dulzor de algo frutal que se asemejaba a alguna cereza o nuestro poder de autosugestión a pleno rendimiento. El punto Gose también flojo en exceso, demasiado sutil, y no es que pretendiésemos pegarnos una ahogadilla en Cala Macarelleta, pero no sé, si elaboras una Gose el punto salino, por muy sutil que sea debe estar presente. Insisto, no es una mala cerveza, pero la verdad es que para las aspiraciones que nos habíamos marcados, por el nivelón que tiene esta brewery y por el precio nos esperábamos algo mucho más excelso. 4,9%. Comprada en la tienda online de Zombier por 8,95€.

29 de enero de 2017

CR/AK - New Zealand

Impresionante el nivelazo del birrificio italiano CR/AK con sede en Campodarsego. Es la tercera elaboración de la firma que hemos degustado, las tres impresionantes, pero ésta es sin duda la mejor.

Se trata de una India Pale Ale elaborada con los lúpulos neozelandeses Motueka y Wakatu. Yo personalmente soy muy fan del Motueka, da unos resultados extraordinarios, y los italianos demuestran trabajarlo con gran maestría.

Al servirla obtenemos una imponente cerveza de color dorado con una buena capa de espuma de color blanco. Al olfato es una maravilla. Se pueden apreciar todos los aromas que nos aportan los lúpulos, de cítricos y de fruta tropical. En boca es excepcional. Muy sabrosa pero a la vez ligera de trago, en ningún momento tenemos la sensación de estar tomándonos una cerveza de 7,0%. Todo el sabor de los cítricos, donde predomina el pomelo, que la hacen muy refrescante. Algo de fruta tropical y el amargor del final nada estridente. Todo en su sitio. Todo perfecto. Por 3,35€ es de esas cervezas que vale la pena gastarse la pasta. Comprada en la tienda online de Zombier.

26 de enero de 2017

Franziskaner - Weissbier Alkoholfrei

Muy buenas tardes y bienvenidas y bienvenidos a Mundo Birruno, vuestro blog amigo, para amantes de los cereales malteados y los lúpulos en flor.

Hoy vamos a finalizar esta pequeña selección de cervezas de supermercado fáciles de encontrar, a precio asequible y bastante beberciables (con matices). La de hoy no voy a afirmar que sea una buena cerveza, incluso los hay que discrepan acerca de que la cerveza sin alcohol pueda denominarse cerveza (con el vino la cosa está más clara), pero sí es cierto que dentro de lo que es el panorama apocalíptico de las cervezas Low Alcohol, pues mira, ésta ,sin ser buena, quizás es de las que se salven de un viajecico por el alcantarillado público.

Estamos hablando de la Weissbier Alkoholfrei de Franziskaner, que si bien tienen una buena Weizen, la versión de 0,5% está claro que no está a la altura de la original, pero puede ser una opción digna -dentro de lo que cabe- para las personas que no pueden consumir alcohol. De aspecto es bastante parecida a la Weissbier original, mismo color, quizás no tan turbia, y quizás con algo menos de espuma (no hagáis mucho caso de las fotos de este blog para comparar la una y la otra porque están servidas de maneras totalmente distintas). Al olfato ya se aprecia que la cosa no es igual, menos intensa, menos agradable y con menos matices. El sabor realmente es un poco chusco pero sin llegar a resultar desagradable. No es una cerveza para disfrutarla en demasía pero sí puede servir para quitarse el mono y poder beberse algo sin alcohol que se asemeje a una cerveza. Un placebo, vamos. Cada uno debe valorar si le compensa o no tomarse una de éstas o directamente pasarse al zumito de piña.

25 de enero de 2017

Franziskaner - Weissbier

Continuamos con las birras de supermercado en el top 50 de Ratebeer. Esta vez nos superamos con la Weissbier de la cervecera alemana Franziskaner, situada en el puesto #13 del estilo German Hefeweizen, cerveza que podemos adquirir en Mercadona por ¡70 centimazos! (33cl) o la versión de medio litro por poco más de un euro. Haciendo el cálculo nos damos cuenta de que nos sale más rentable la botella pequeña, aunque la grande cunde más, para qué nos vamos a engañar.

A mí la Franziskaner siempre me ha gustado más que la Paulaner, es una valoración personal, la encuentro más sabrosa, pero que vamos, eso va a gustos. Ultracarbonatada, la fotografía la he hecho después de un buen rato tgras haberla servido. Gran cantidad de espuma, muy persistente, cremosa, suave en el paladar, muy agradable. La cerveza muestra un color rubio un tanto velado y es un tanto turbia. Al olfato, mientras esperamos que baje la espuma podemos deleitarnos con un agradable aroma a trigo, pan y bollería y por supuesto el plátano. En boca también tiene un sabor muy agradable a plátano, con todo el saborazo del trigo. Me encanta esta cerveza porque es de las Weizens que vas a tiro hecho, alguna cerveza del estilo me ha resultado ácida en exceso, arruinándome la degustación, no es el caso de la Franziskaner. Es una buena cerveza a precio muy asequible y muy fácil de encontrar. Está bien pegarse un caprichito de vez en cuando y tomarse una cerveza de más de 10 eurazos pero también es posible beber buena birra sin tener que arruinarse. Cuando uno está más tieso que la mojama no tiene porqué resignarse a beber mala cerveza. Aquí la prueba fehaciente. 5,0%.

24 de enero de 2017

Paulaner - Hefe-Weißbier

Continuamos con el Top 50 de cervezas Weizen al alcance de todos, disponibles en la gran mayoría de supermercados y a precios muy asequibles. Hoy le toca el turno a la archiconocida Paulaner, de sobras conocida por el público birruno.

La he comprado en Mercadona por poco más de un euro. La verdad es que con la selección cervecera tan apocalíptica que tiene el Sr. Roig en su negocio me parece asombroso que se haya colado una #15 a nivel mundial.

Cerveza rica, no voy a negarlo, pero debo añadir que sobrevalorada, y que ese puesto número 15 en mi opinión le va demasiado grande. Sin ir más lejos, la Weizen que hacen Roger Plata y Oriol López en la Microcerveseria de Sabadell me parece mejor que ésta, o la Toc d'Espelta de Art Cervesers. Ahora mismo se me ocurren unas cuantas sin tener que salir siquiera de mi provincia. Sin embargo en dicho Top 50 echo de menos una cerveza que sin duda es mi Weizen favorita pero de lejos. Hablo de la Mom Hefeweizen de la cervecera estadounidense Rogue, que antes solía comprar con mucha facilidad y que para disgusto y frustración del que suscribe ahora me resulta imposible encontrar.

En fin, a lo que vamos. La Hefe-Weißbier de Paulaner es una cerveza de color rubio, un tanto turbia y velada. Es una cerveza ultragasificada. Escanciándola un poco podemos llenar perfectamente el vaso entero de espuma. Dicha espuma resulta muy cremosa, suave, tupida y persistente. Desprende un agradable aroma a banana y corteza de pan. En boca es una cerveza muy rica y que entra sola. Sin estridencias, todo en su sitio, la verdad es que es muy suave y está buena, pero sí le echo en falta un poquito más de intensidad por poner alguna pega, pero que vamos, si uno es adepto a las cervezas de trigo es para beber a litracos. La calidad-precio es excelente desde luego. 5,5%.

20 de enero de 2017

Schneider Weisse - Tap 7

Cada vez que me tomo una de éstas me viene a la mente la imagen de Alfonso Arús caracterizado como Alfredo Di Stéfano vestido con un chándal Adidas azul marino gritando aquello de "¡Al sprint Esnaider!, ¡al sprint!". 

Bien, hoy toca reseñar la Schneider Weisse ¡al sprint! Tap 7, también conocida como Schneider Original. La he traído al blog para hacer una pequeña serie de cervezas Weizen fáciles de encontrar en cualquier supermercado, a precios bastante asequibles y colocadas en el Top 50 de Ratebeer. La de hoy ocupa el puesto #18 dentro del estilo German Hefeweizen.

Al servirla no he tenido cuidado alguno y la he escanciado para ver qué sucedía. He conseguido llenar prácticamente todo el vaso -que mira que es alto- solo de espuma blanca, con cierta cremosidad y considerablemente persistente. Desprende un apetecible aroma a banana bastante nítido seguido de un olor a pan muy agradable. En boca se distinguen perfectamente los sabores de la malta de cebada y la malta de trigo. Me la esperaba más pálida y velada, con más proporción de trigo, pero la verdad es que ha salido más bien de color dorado un tono más oscuro. Sabor dulce, cierto punto de caramelo y muy ligera de trago, entra el medio litraco en un santiamén. Muy suave y muy rica. 5,4%. Comprada en Eroski por poco más de 2€. Es una muy buena opción para amantes del estilo.

14 de enero de 2017

Brekeriet - Brillant

Impresionante el catálogo de la cervecera sueca Brekeriet, con sede en Landskrona. Las veces que han pasado por el blog ha sido siempre en el apartado "balance de daños" tras alguna visita a alguna cervecería, pero nunca lo habían hecho en una reseña individual.

Sus cervezas Sour son mundialmente conocidas y adoradas por el que suscribe, pero en esta ocasion os presento su Brillant, una cerveza de estilo Saison que es sin duda la que menos me ha gustado de todo lo que he probado de los suecos, pero más bien por un tema de gustos personales que no por una cuestión de calidad. Ya en su día probé otra Saison suya en colaboración con Brewski (From Skåne with love), que me gustó más que ésta.

Ha sido elaborada con malta de cebada y malta de trigo, así como con levaduras saccharomyces y brettanomyces. De color pajizo y con una carbonatación considerable. Al aroma nos llega olor a cereal y cítricos. En boca es una cerveza notablemente ácida. Se percibe perfectamente el sabor de los dos tipos de maltas, cosa que agradezo, la cebada y el trigo muy nítidos. El sabor característico a cítricos y otras frutas, como por ejemplo la pera. Me ha parecido una Saison bastante bebible y sin estridencias, pero creo que tienen cosas considerablemente mejores. 5,5%. Fue un regalo de mis hermanos, que la compraron en BierCaB Shop.