14 de enero de 2017

Brekeriet - Brillant

Impresionante el catálogo de la cervecera sueca Brekeriet, con sede en Landskrona. Las veces que han pasado por el blog ha sido siempre en el apartado "balance de daños" tras alguna visita a alguna cervecería, pero nunca lo habían hecho en una reseña individual.

Sus cervezas Sour son mundialmente conocidas y adoradas por el que suscribe, pero en esta ocasion os presento su Brillant, una cerveza de estilo Saison que es sin duda la que menos me ha gustado de todo lo que he probado de los suecos, pero más bien por un tema de gustos personales que no por una cuestión de calidad. Ya en su día probé otra Saison suya en colaboración con Brewski (From Skåne with love), que me gustó más que ésta.

Ha sido elaborada con malta de cebada y malta de trigo, así como con levaduras saccharomyces y brettanomyces. De color pajizo y con una carbonatación considerable. Al aroma nos llega olor a cereal y cítricos. En boca es una cerveza notablemente ácida. Se percibe perfectamente el sabor de los dos tipos de maltas, cosa que agradezo, la cebada y el trigo muy nítidos. El sabor característico a cítricos y otras frutas, como por ejemplo la pera. Me ha parecido una Saison bastante bebible y sin estridencias, pero creo que tienen cosas considerablemente mejores. 5,5%. Fue un regalo de mis hermanos, que la compraron en BierCaB Shop.

13 de enero de 2017

Espiga - Blonde Ale

Hoy os traigo un cervezón como la copa de un pino, que además es Gluten Free y por tanto es apta para celíacos, que gracias a las cerveceras artesanales no están condenados a beber según qué mejunjes. De todas las cervezas sin gluten que he reseñado en el blog esta es sin duda mi favorita, está hecha al ladito de casa y cuesta menos de 2€. Perfecta.

En su día estuvo en el puesto #1 de Ratebeer dentro del estilo Blonde/Golden Ale. Actualmente ocupa el #29. Curiosamente la que ocupa el #1 a día de hoy es la Eureka Mosaic de Tree House, que ha copado los primeros puestos en la mayoría de estilos, cosa que me da que pensar. No es que dude de la calidad de Tree House, afortunadamente he podido probar alguna cerveza suya y son brutales, pero la Eureka Mosaic en cuestión tan solo tiene 40 votos, de manera que si pongo a votar en Ratebeer a toda mi escalera de vecinos lo mismo podríamos ponernos de acuerdo para lanzar al estrellato mundial cualquier truñibeer. Si lo extrapolamos a nivel na yo municipal, sino quedándonos en el barrio, podríamos incluso desbancar a la Westvleteren XII como mejor cerveza del mundo (3715 votos). Ahí lo dejo.

Bien, centrémonos en esta obra maestra de Espiga. En un inicio mi intención era reseñarla justo cuando alcanzó el #1 pero lo cierto es que me salió chusca (la de la fotografía). Ultragasificada y nada fresca. Esta semana la volví a Comprar en Caprabo por 1,99€. Había sido embotellada a finales de noviembre del año pasado, y aunque no me fio mucho (o más bien nada) de cómo tratan el producto las grandes superficies comerciales, decidí arriesgarme y me salió bien la jugada, estaba colosal.

La Blonde Ale de los de Sant Llorenç d'Hortons es una cerveza de carbonatación media (dependiendo del lote) y color pajizo un tanto velado. La espuma es persistente y la burbuja muy fina. El aroma a cítricos es impresionante, invita a darle el primer trago rápidamente. En boca me resulta una Session IPA de libro. Muy ligera de trago, muy refrescante y con todo el sabor de los cítricos empapándote la boca. Limones, limas y sobre todo muchísimo pomelo. Todo equilibradísimo, sin estridencias, rico, sabroso, sin pasarse de rosca ni en lupulación ni en amargor. Me resulta deliciosa, pero lo mejor es que las veces que la he podido beber de tirador en alguna feria es aún mejor. 4,5%. Mis felicitaciones a todo el quipo de Espiga. Me quedo con muchas ganas de hacerles alguna visita algún sábado. 

11 de enero de 2017

Σóλο - Το Σκοτíδι

Desde que leí el manifiesto de Kjetil Jikiun en el blog de Joan Birraire, este hombre se ganó todas mis simpatías. La espera ha sido de 14 meses, pero por fin han empezado a llegar las cervezas de este hombre, que decidió abandonar la cervecera noruega Nøgne Ø para perseguir su sueño, y se retiró a la isla de Creta para cultivar sus viñedos y elaborar vinos, destilar raki y hacer cerveza artesana.

Hace unos días empezaron a llegar al BierCaB Shop las primeras botellas de Σóλο (Solo), que es como ha decidido bautizar su proyecto en solitario. De momento solo hay disponible una variedad de las diez que aparecen en su catálogo, se trata de la Το Σκοτíδι (To Skotidi), una Imperial Stout de 9,0% elaborada en las instalaciones de la cervecera noruega Arendals, aunque la cervecera griega tiene su sede en Heraclión. La receta lleva malta de cebada, malta de trigo y avena.

Al servirla observamos como es un petrolaco densísimo y totalmente oscuro y opaco. La espuma es muy abundante y muy oscura, pero se va aclarando conforme va subiendo a la superfície. Al olfato nos saluda un agradable aroma a galleta y bizcocho. El sabor es intenso y muy tostado. Mucho torrefacto, notas de café y nibs de cacao. Yo la he maridado con un cuadradito de chocolate de 85% y me he pasado toda la noche segregando endorfinas. Estaba colosal. Final poco amargo (25 IBUs). Me ha parecido una cerveza excesivamente tostada pero curiosamente muy buena, sin ese sabor a churruscao tan desagradable, te deja un sabor final en la boca a quemado muy rico, la verdad es que todavía me hago cruces. Muy sedosa al tacto y con el alcohol perfectamente integrado. Pepinaco absoluto. No la puedo comparar con la Dark Horizon porque nunca he tenido ocasión de catarla, desde luego ésta me ha encantado y me ha dejado con muchas ganas de probar el resto del catálogo. Si hace falta habrá que organizar unas vacaciones en Creta.

7 de enero de 2017

Omnipollo - Mazarin

Siempre es una gran noticia tener a los Omnipollo de vuelta en el blog. Trayectoria y catálogo imponente de innumerables maravillas. El año pasado ya me dejaron loquito con la Hypnopompa, y este me han regalado esta Mazarin que reseño hoy y la Yellow Belly que abriré un día de estos, cuando tenga un poco de paz, relax y recogimiento espiritual para disfrutarla al máximo.

Se trata de una American Pale Ale de perfil muy cítrico, de color anaranjado claro y una buena corona de espuma blanca inmaculada como las cumbres de Kilimanjaro. La receta lleva malta de cebada, malta de trigo, harina de avena. No indica qué lupulos lleva.

En boca nos asalta todo un festival naranjil. Piel de naranja, pomelo, mandarina y con un final muy amargo bastante agradable. Es una cerveza que resulta muy refrescante y que anima a seguir bebiendo. Entra sola. Me alegra saber que los de Estocolmo dominan con maestría otros registros fuera de sus famosas Imperial Stouts. Riquísima. 5,6%.

5 de enero de 2017

Brasserie des Franches-Montagnes - Abbaye de Saint Bon-Chien

Como viene siendo tradición en el blog hoy por ser noche de Reyes toca poner el O Fortuna de música de fondo mientras nos abrimos un birrote colosal. Pensaba que íbamos a continuar en la línea de los dos últimos años y abrir la Westvleteren 6, pero al final no ha podido ser, pero no os preocupéis que lo que hemos abierto tampoco ha estado nada mal. Como el pasado año ha sido nuestro despertar definitivo en materia Sour, no podíamos empezar mejor el año que con la Abbaye de Saint Bon-Chien de 2014, una auténtica obra maestra.

Sus creadores son los cerveceros suizos de la Brasserie des Franches-Montagnes, más conocidos como BFM, ubicados en la pequeña comuna de Saignelégier, limítrofe con la frontera gala. La BFM lleva dando alegrías desde 1997 y elaboran cervezas épicas, mundialmente conocidas, como la que nos ocupa hoy.

La Abbaye de Saint Bon-Chien es una Bière de Garde mezclada con otras cervezas y envejecida en barriles de roble durante meses. El resultado es una cerveza Sour excepcional. De color cobrizo y sin apenas gas. Al olfato ya nos viene todo el aroma característico de este tipo de creaciones. En boca es ácida como cabía esperar. El sabor es más equilibrado, no tan fuerte como el de las Lambic, no tan extrema, es absolutamente disfrutable de principio a fin. Cítrica, con sabor también a sidra, manzana, algo de mebrillo, y el punto Sour siempre presente. Nos ha encantado, me ha parecido una joya. 11,0% perfectamente integrados. En ningún momento hemos tenido la sensación de estar tomándonos un licorazo, quizás sí un vino de aguja, pero entra suave como la seda. Para los que empiezan a flirtear con elaboraciones de este tipo es una muy buena opción para adentrarse en terreno Sour. Deliciosa. Comprada en la tienda online de Zombier por 15,85€. Ha sido un caprichito navideño que me he dado a mí mismo.

4 de enero de 2017

Naparbier - Black Rock

Con el frío que hace es natural que nos apetezcan cervezas más potentes, más oscuras y con más graduación. Hoy os traigo la Black Rock de Naparbier. Los de Noáin han elaborado una Imperial Porter de 9 gradacos que van a funcionar divinamente como anticogelante en nuestras venas.

La receta lleva cacao y café, maltas Maris Otter, Munich, Crystal 150 y avena. Los lúpulos que han utilizado son Amarillo y Columbus.

La cosa es oscurica como se puede apreciar en la fotografía, con una moderada capa de espuma de color beis. Al olfato se aprecia claramente el olor tostado de esta creación. En boca la cosa sigue en esa línea. No demasiado densa, entra con bastante alegría. Destaca el sabor a torrefacto bastante intenso. Notas de café y regaliz por encima de todo, el cacao no lo he encontrado. Final muy amargo (85 IBUs) pero agradable. Comprada en la General de Begudes de Valldoreix por 3,30€.

3 de enero de 2017

RnR Brew - Queen Bohemian Lager

Otra de tantas cervezas de grupos musicales. En este caso no se trata de una banda de Rock que le encarga a una cervecera que le haga su cerveza, sino ya directamente una empresa (RnR Brew, con sede en Worcester, UK) que se dedica a hacer el agosto a costa de primos como yo comprando licencias de varios grupos y encargando la cerveza a un tercero.

La misión de elaborar la cerveza ha sido encomendada a la cervecera checa Lobkowicz, ubicada en Protivín. El motivo de comprar esta cerveza ha sido la visita a casa de un buen amigo mío ultra fan de la mítica banda inglesa Queen, mirad si es fan que hasta fue al concierto de los restos de serie de Queen con Paul Rodgers en Barcelona, pero no contento con eso fue más allá, y se chupó el cutremusical de Queen que montaron en el Paral·lel hace unos años. Y sí, yo lo acompañé en ambas ocasiones, pero lo he superado con el psicoanálisis.

De color dorado bastante transparente y bastante carbonatada, yo no sé hasta qué punto llega lo de handcrafted Pilsner que reza la etiqueta. De sabor dulzón, destaca la malta de cebada. Tiene un regustillo a algo que no he acabado de identificar y no me ha entusiasmado. No es una mala cerveza pero tampoco me ha despertado ningún tipo de pasión. La Pilsner Urquell te sale más barata y esta mejor que ésta, pero para todos los fans de Queens o coleccionistas de botellas de cervezas les puede hacer cierta gracia. 4,7%. Comprada en Wine Palace por 1,85€.

2 de enero de 2017

Deck Beer Lab - Winter Ale

Empezamos el año con esta cerveza lusa que me trajo mi hermana este verano tras sus andanzas haciendo el guiri por la ciudad portuguesa de Cascais. Como se trataba de una Winter Ale la he tenido guardada en el trasterete para que fuese más apetecible con la venida del invierno hostil, de modo que la he abierto hace pocos días.

La Winter Ale de Deck Beer Lab es una cerveza de color muy oscuro y carbonatación mediana de color beis no demasiado duradera. Al olfato nos llega un olor a cafetazo demoledor. En boca la cosa sigue en la línea, muchísimo sabor a torrefacto, quizás demasiado para mi gusto, y algo de regaliz que le da un poco de alegría al asunto. Poca cosa más. Quizás con poco cuerpo para el estilo y falta de alguna especia que le de algo de jolgorio y entusiasmo a la receta, que tal y como está es demasiado plana. No obstante se bebe con bastante dignidad. 6,5%.

31 de diciembre de 2016

Agullons - Barrica

Nos despedimos de este 2016, que en materia birruna ha sido bastante productivo. En total 268 entradas, me habéis tenido todo el día tiquití tiquití tiquití dándole como loco al teclado. Bien, ya he hecho limpeza de "buffer" de birras y para el año que viene prometo escribir menos pero sí con las reseñas más actualizadas. Beber y escribir con la mayor inmediatez posible.

Y lo vamos a hacer con una cerveza especial, supongo que no solo para mí, sino para mucha más gente, elaborada por Ales Agullons. Una cervecera insigne en Catalunya, maestros de maestros y pioneros en materia de cerveza artesanal en España. Por este blog han pasado muy poquitas, porque la verdad es que son realmente difíciles de encontrar en tiendas.

La elegida ha sido su Barrica, una cerveza Sour que pudimos conseguir durante el Zwanze Day 2016 que se celebró en la Masía Agulllons, ubicada en Sant Joan de Mediona. La botella la compramos el 1 de octubre durante la celebración pero ha sido hace pocos días cuando la hemos abierto. Se trata de la Pura Pale de la casa Agullons mezclada con cerveza de fermentación espontánea, posteriormente realiza una segunda fermentación y maduración en barrica de roble durante 1 año y una guarda de 15 meses una vez embotellada.

De color dorado y gasificación moderada. En boca es una cerveza obviamente ácida. Notas de manzana, sidra, también algo de membrillo quizás y cierta sequedad final. Todo el sabor característico de las cervezas Lambic un tanto rebajado por el sabor de la Pura Pale. En ocasiones me ha parecido que el sabor de la cebada de la Pura Pale iba por un lado y el de la Sour por otro, resultando un tanto peculiar. Le reconocemos el mérito a Carlos Rodríguez por la dificultad de tratar con levaduras salvajes con el riesgo que supone que se te vaya toda la producción por el desagüe. a todo eso súmenle el coste que supone el envejecimiento y guarda del producto. Honestamente a mí en particular me han agradado más las Lambics de Cantillon que he probado, pero al tiempo. Que en España se elaboren cervezas de este estilo es algo poco frecuente, y estoy seguro que Agullons van a convertirse en el referente en España y espero que también fuera de nuestras fronteras. Su Setembre ya ha conseguido numerosos galardones, habrá que probarla. Felicitamos al equipo de Ales agullons y les animamos a continuar en esa dirección para disfrute de todos los amantes de las cervezas Sour. 5,5%. Espero que tengáis todos un Feliz 2017.

30 de diciembre de 2016

Bripau - Feral

En una de mis recientes incursiones birrunas al Wine Palace di con una colección de cervezas de la cervecera Bripau, con sede en Sant Pere de Riudebitlles (provincia de Barcelona). En numerosas ocasiones las había visto en estanterías de algunas tiendas especializadas, pero siempre las había dejado allí porque el precio no me parecía lo suficientemente atractivo. En esta ocasión cada botella costaba 2,19€, así que me traje cuatro botellas, cada una de una variedad diferente.

Hoy tratamos la Feral, que es su American Pale Ale elaborada con copos de avena y los lúpulos Simcoe y Cascade.

De color ambarino y carbonatación media. Al olfato nos saludan unas intensas notas florales que nos dan la bienvenida y una registro herbáceo bastante potente. En boca predomina el sabor a resina, bastante notable, quizás demasiado para mi gusto, pero sin llegar a resultar desagradable, rozando el límite. Las notas florales también asoman y le dan algo de alegría al asunto. En algún momento he tenido la sensación de cuando abres una flor de lúpulo y la hueles de cerca, todo bastante intenso. Yo personalmente la rebajaría un poquito de cannabáceas, no obstante entra bien. 6,0%. Me ha encantado la chapa para mi colección.

29 de diciembre de 2016

BierCaB Shop - Barcelona


Tras la apertura del BierCaB -allá por el año 2013- la consecuencia lógica era que sucediese lo propio con el BierCaB Shop tan solo unos meses después. Estaba más que cantado. Y la verdad es que ese periodo de tiempo entre los dos acontecimientos fue poco llevadero, porque claro, salías de allí habiéndote bebido birrotes de 100/100 en Ratebeer y una vez fuera te encontrabas totalmente desamparado, huérfano de tiendas donde poder comprar material de ese calibre para poder continuar el festival en casa, un auténtico desastre. Por ese motivo Manolo y todo el equipo del BierCaB montaron en 2014 la tienda de cervezas más espectacular de Barcelona -y mira que las hay muy buenas- en el mejor sitio posible, justo en el local contiguo a la cervecería.


La tienda del BierCaB está regentada por Andrés, que siempre nos recibe con una sonrisilla picarona como diciendo "¿has venido a por tus golosinas, eh?". Andrés siempre está dispuesto a ayudarnos en la dificilísima tarea que nos espera tras cruzar el umbral: decidirnos por algo. Yo reconozco que a mí el BierCaB Shop me sobrepasa desmesuradamente. Los sigo por las redes sociales y es para pasarse todo el día frente al ordenador babeando. Cuando les hago una visita suelo preparar previamente una lista con más o menos lo que quiero, pero ay, queridos amigos, al llegar allí la cosa cambia, siempre me veo desbordado por lo que me gustaría llevarme a casa y no puedo, ya que deberían ingresarme la nómina directamente allí. Contemplo sus neveras y me entra una especie de síndrome de Stendhal en versión birruna, y justo en ese momento es cuando Andrés acude en mi ayuda. Siempre es gratificante que te echen una mano y te asesoren en función de tus gustos y de tu presupuesto, y sobre todo que te vayan informando de todas las novedades, venidas y aún por venir.

La cosa es muy seria. Al ser socios de la distribuidora Zombier traen todas las novedades de los Estados Unidos muy frescas -muchas de ellas recién embotelladas- en un contenedor refrigerado, y se almacena siempre respetando la cadena de frío. BierCaB Shop es la única tienda en Barcelona (desconozco como estará el panorama en el resto de España pero casi que podríamos afirmar lo mismo) que tiene absolutamente TODO el género refrigerado y resguardado de la luz solar. Esto lamentablemente en nuestro país es una cosa excepcional, cuando debería ser la norma. Sus neveras cuentan con iluminación LED para que la luz no dañe nuestro apreciado oro líquido. Esto evidentemente se paga. Si bien el BierCaB Shop es una tienda cara he de decir a su favor que sus precios están justificados, primero por la exclusividad de sus productos, y segundo por la garantía de calidad. Yo personalmente aún no he comprado ninguna cerveza allí que haya tenido que tirar por el desagüe. En cambio, si tuviese que sumar todo el dinero que me he gastado en cervezas compradas en algún colmado o vinoteca -que vete a saber tú cuanto tiempo llevaban allí muertas de risa y en qué condiciones- que he acabado tirando por el fregadero lo mismo me daba para comprarme una buena remesita de Westvleterens.

Mi tesorooooo, Sméagoooooool
Todo esto está muy bien Javier, pero vamos al grano, ¿qué es lo que tiene el BierCaB Shop que no tenga otra tienda especializada de Barcelona?. Para empezar podemos encontrar durante todo el año las tres variedades de Westvleteren. No sé quien debe ser el buen hombre que se despierta cada mañana para hacer cola en la abadía de San Sixto, pero el colega se pega unos cuantos viajecicos. Además de todos los birrotes y novedades de las cerveceras más punteras del globo se pueden encontrar cervezas tan exclusivas como la Samuel Adams Utopias. Todas las novedades de Siren, Omnipollo, Brewski, Brekeriet, Buxton, Magic Rock... un festival. Cuentan con una sección de Lambics espectacular, con casi todas las variedades de Cantillon, Owa, Tilquin y un gran etcétera, es una auténtica locura. Para el que vaya sobrado de pasta tienen cosas brutales de The Bruery, Wicked Weed y Crooked Stave, auténticas freakadas de levaduras muy difíciles de conseguir, así como diversas cervezas de Brasserie des Franches Montagnes, con la Abbaye De Saint Bon Chien entre ellas, por supuesto. Me consta también que trajeron la Pliny The Elder (vete a saber tú cómo la consiguieron) que duró menos que los Milli Vanilli. Suelen tener también cositas de cerveceras tan brutales como Toppling Goliath. Hace unas semanas trajeron una remesa de latas de la cervecera Tree House -que tiene la mayoría de sus cervezas colocadas en las mejores posiciones de Ratebeer- que duraron en sus neveras unas pocas horas. Y para acabarlo de rematar me consta que van a traer botellas de Hill Farmstead y latas de The Alchemist y Lawson's Finest Liquids. Ahí es nada.

La ventaja de que todo el material esté refrigerado es que si no lo tienen pinchado en alguno de los 30 tiradores de la cervecería uno lo puede comprar para tomárselo allí (si encuentras una mesa libre). Además de todo el material embotellado el BierCaB Shop cuenta con una cámara frigorífica para almacenar todos los palés que van llegando cargaditos de botellas, latas y kegs de las mejores cervezas del mundo. Y por último también cuentan con una selección de glassware y merchandising para el más flipado de los beergeeks. Me despido ya enviando un saludo a Manolo y Andrés, que siempre es un placer visitarlos y siempre que los veo se han portado con nosotros de lujo. Son unos cracks. ¡Ya tenéis vuestros dos pins en nuestro Mapa Birruno!.

BierCaB Shop                                    Muntaner 57, Barcelona                               http://www.biercab.com/es/shop                             644     689     045

28 de diciembre de 2016

Bayreuther - Original Landbier Dunkel

Hoy os traigo esta cerveza alemana que compró mi padre (el Señor Guolker, Texas Ranlle) en Alcampo, como cada viernes de manera rigurosísima el hombre fichando allí nieve, truene o venga el Katrina.

Pues la tenía en la nevera y el día de Nochebuena, antes de darle al marisco y al Albariño me sacó la cerveza de marras para ir abriendo boca.

Originaria de Bayreuth y elaborada en las instalaciones de la cervecera Maisel la Original Landbier Dunkel es una cerveza de color pardo con una generosa corona de espuma de color marfil, muy tupida, cremosa y bastante persistente. Cremita de la buena.

Al olfato nos llega un agradable aroma a malta tostada. En boca es ligera de trago, cosa que se agradece antes de comenzar la copiosa cena que nos estaba aguardando. Sabor pronunciado a regaliz, todo bastante agradable la verdad, entró muy bien la cosa. 5,3% perfectos para empezar a abrir el apetito.

27 de diciembre de 2016

Lervig - Sour Suzy

Continuamos con el tour de las Berliner Weiße, esta vez de manos de los noruegos Lervig, que han elaborado la Sour Suzy añadiendo hojas de lima kaffir. La receta lleva el lúpulo Styrian Goldings (no se nota apenas) y las malta Pilsner y malta de trigo. Han utilizado la técnica del sour mashing para darle ese toque ácido. La verdad es que les ha quedado una receta colosal.

Los de Stavanger lo vuelven a petar -como todo lo que tocan- esta vez con una Berliner Weiße. De color pajizo un tanto velada, con muy poca carbonatación de burbuja muy fina y efervescente.

Al olfato nos llega todo un perfume a cítricos sensacional. Mucha lima y sobre todo limones. En boca es ligerísima, entra como el agua (4,0%). El sabor obviamente ácido de este tipo de cervezas, con el sabor agradable de los cítricos que la hacen altamente refrescante. Nada amarga, la verdad es que los lúpulos no aparecen (ni falta que hace). Una gozada total, muy recomendable para los amantes de este estilo. Eso sí, si no os gustan las cervezas demasiado ácidas absteneos, ya que no son cervezas que suelan gustar a todo el mundo. Comprada en la tienda online de Zombier por 2,25€. Insisto, aún no entiendo como cervezas hechas a menos de 10 Km de distancia de mi casa me valen 3€, ésta viene desde Noruega. Ojito.

23 de diciembre de 2016

Sahtipaja - Rött Men Inte Sött

Sí, queridas amigas y amigos, seguimos en Mundo Birruno y no nos hemos convertido en un blog dedicado al onanismo. Continuamos con nuestras reseñas sobre cervezas.

Hoy traemos por primera vez a los suecos Sahtipaja y lo cierto es que se han estrenado a lo grande, estamos ante una Berliner Weiße espectacular, con toneladas y toneladas de frambuesas. Riquísima.

Por el color rosáceo de la cerveza ya podemos advertir que viene cargadita de fruta. Es una cerveza con poca gasificación y la espuma se disipa rápidamente, dejando una burbuja muy fina y efervescente.

La Rött Men Inte Sött (roja pero no dulce) de los cerveceros de Sätila ya con el nombre nos indica que va a ser más bien ácida que no dulce, cosa que no tardamos en comprobar. Efectivamente se trata de una cerveza ácida con todo el saborazo de las frambuesas bien presente. Un sabor nítido, muy rico, nada dulce, en su punto perfecto para no resultar un zumo, sin perder nunca de vista que lo que nos estamos bebiendo es una cerveza Berliner Weiße. También cierto parecido al cava y un punto de acidez láctica que nos recuerda al pastel de queso con arándanos (en este caso frambuesas). En ciertos aspectos también me ha recordado a la Tupiniquim Frutas de jardim Amora que ya nos visitó el pasado año. 4,4%. Una gozada de principio a fin. Comprada en la tienda online de Zombier por 3,85€.

20 de diciembre de 2016

Innis & Gunn - Rum Finish

Para acabar de hacer limpieza de buffer birruno y poder empezar el 2017 con las mínimas cervezas pendientes de reseña (esto me ha costado medio año de postear a diario) he sacado del fondo del archivo esta Rum Finish de la cervecera escocesa Innis & Gunn. Me la regaló mi padre con sus mejores intenciones, no sé de dónde la sacó ni lo que le costaría al pobre hombre, pero el caso es que el chico se lo curra y siempre se acuerda de su hijo, que le ha salido rana, porque él es un entusiasmado de los vinos y yo de la birra, aunque últimamente también le estoy cogiendo el gustillo al zumito de uva.

Bueno, lo de hoy más que una cerveza es como cantaba Emilio Aragón un auténtico cubatita de ron, pero sustituyendo el refresco de cola por una cerveza de vete a saber tú qué calidad. De la cerveza original ni rastro (se supone que es una English Strong Ale), el ron por eso a tutti plein.

De color ambarino y bastante carbonatación. En boca a mí solo me ha sabido a ron, y con una sensación bastante rara, es como hacerse un cubata con cerveza, personalmente me ha resultado desagradable. Excesivamente dulzona y con el sabor del ron por encima de todo. A mí personalmente no me ha gustado el invento. Las cervezas barrel aged en mi opinión deberían servir para enriquecer la cerveza y aportar más matices al conjunto, no para solapar todo el sabor de la cerveza original. Entiendo que a los brewers les guste experimentar, si hay gente que el echa chufas, zumo de naranja o nubes ¿porqué no echarle ron?. Ésta en teoría es envejecida en barriles de ron, pero a mí en ningún momento me ha dado la sensación de beberme una English Strong Ale rum barrel aged, más bien una cerveza con un chorreonzaco de Cacique. Para los amantes de las cervezas hayá cada cual con sus gustos. Para los eruditos en ron venezolano no sé hasta qué punto les puede agradar esto. Yo me bebería una cerveza o un ron, pero esto la verdad es que no lo he disfrutado en exceso. Tampoco voy a decir que tenía un gusto malo porque me la he acabado entera, pero me ha resultado cansina. 7,4%.

19 de diciembre de 2016

Modern Times - Blazing World

No sé si será el maridaje perfecto mientras escuchas a los Modern Tolkien, pero lo que es cierto es que llevamos cinco reseñas de los brewers de San Diego y todas sin excepción estaban absolutamente espectaculares.

La Blazing World de la cervecera estadounidense Modern Times es una cerveza de estilo Amber Ale, y se sitúa en el puesto #7 a nivel mundial dentro de su estilo en el ranking de Ratebeer. Sin duda es de las mejores Amber Ales que hemos probado y también muy rica en matices, añado.

Ha sido elaborada con maltas de dos carreras, Munich y Midnight Wheat. Los lúpulos que han empleado son unos grandes conocidos y de mis favoritos: Nelson Sauvin, Simcoe y Mosaic. Insisto, todas las cervezas que he probado con Mosaic han sido excepcionales.

De color ambarino -quizás no se pueda apreciar demasiado el color debido a la pobre iluminación- y muy pero que muy carbonatada. Se me ha subido la espuma mogollón y he tenido que esperar un ratico a que bajase el tema para poder fotografiarla. Al olfato es un subidón. Aroma a melocotones y fruta tropical absolutamente espectacular, una auténtica gozada. Ya estamos segregando endorfinas y no le hemos dado ni el primer sorbo. El boca nada más probarla lo primero que nos llega es un sabor a malta de cebada bastante rico. A medida que avanza la degustación se van avivando los lúpulos ofreciendo muchísimos matices diferentes. Asoman los sabores de fruta tropical, así como los cítricos, donde destaca el pomelo. También algo de piña muy suave y por último un toque resinoso muy suave y muy agradable. Finísimo y muy elegante (85 IBUS aunque me han parecido muchísimos menos). Todo perfectamente en paz y armonía. Una gozada de cerveza, máxime si se disfruta en formato pinta. 6,8%. Comprada en la tienda online de Zombier por 4,65€. Aprovechad porque ahora está por muchísimo menos.

18 de diciembre de 2016

CR/AK - Mundaka 2.0

Impresionante el ritmazo que lleva el birrificio de Campodarsego, que es de locura. Tras haber probado una de sus numerosísimas Experimental Hops -que nos dejó flipados- hemos vuelto a traerlos al blog a través de la tienda online de Zombier, y así de paso comprobar cómo llega este tipo de producto por correo.

Ha sido nuestro primer pedido a Zombier y la verdad es que ha sido una gozada. Nos ha llegado al día siguiente de hacer el pedido y lo mejor de todo: ¡nos ha llegado refrigerado! con todas las botellas y latas aún frías, cosa que me ha tocado el corazoncito. La única pega que hemos encontrado es que en su web donde pone oferta en realidad lo que debería poner es "pasada de fecha". Sí es cierto que no están caducadas, pero fuera de la fecha que el brewer recomienda para un consumo óptimo, es decir: consumir preferentemente antes de.

La cerveza incluso fuera de la fecha recomendada para su consumo estaba absolutamente brutal, cosa que me ha hecho pensar que si está así dos meses después de la fecha recomendada ¡cómo debe estar esto recién envasado!. Me entran ganas de hacer un viajecico a Padua tal que ya. La Mundaka 2.0 (nos hemos quedado sin probar la 1.0) es una cereveza Pale Ale elaborada con los lúpulos Citra y Mandarina. De color dorado un tanto velado un de gasificación moderada, espuma blanca inmaculada y burbuja finísima. Al olfato nos llega un agradable aroma a malta de cebada y notas cítricas. En boca es una cerveza muy suave y elegante. Todo el saborazo de la malta de cebada muy rico y suave y con todos los matices de fondo que le aportan los lúpulos. Limones, mandarina y sobre todo lima que la hacen superrefrescante. 4,6%, entra que es una maravilla. Final nada amargo. Y ahora viene lo mejor de todo: el precio. 1 puto euro es lo que nos ha costado. ¡Joder! con la de mierdas que me he bebido por más de 3. Con precios así da gusto dejarse la pasta.

15 de diciembre de 2016

Cantillon - Iris

Me llena de orgullo y satisfacción presentar ante todos ustedes la primera cerveza Lambic pura que entra en este blog, y lo hace de la mejor manera posible, viniendo de la mano de la Brasserie Cantillon, que es el referente del estilo a nivel mundial. Para tan magno evento hemos conseguido su correspondiente copa de Cantillon, que me ha regalado un grandísimo y queridísimo amigo que estuvo visitando sus instalaciones y se acordó de un servidor.

Reconozco que es un estilo que me ha costado pero que finalmente he conseguido asimilar y que ahora disfruto a lo grande con él, de todo lo que nos ofrece, de toda su esencia y de toda su complejidad. Una auténtica gozada. La hemos descorchado con cierto temor, ya que la mayoría de Lambics que hemos probado han sido Fruit Lambics (con frutas, que las hacen más equilibradas al paladar) o mezcladas con otras Lambics de diferentes añadas (Gueuze), de manera que no las tenía todas conmigo de que me iba a gustar el asunto. El resultado ha sido altamente satisfactorio y la hemos gozado al máximo.

La receta en cuestión fue creada en 1998 por la familia Van Roy para conmemorar el 20º aniversario del museo de la cerveza Gueuze de Bruselas. A diferencia del resto de recetas de la Brasserie, ésta no lleva trigo, tan solo maltas Pale, y al contrario que el resto de Lambics, donde tan solo se utilizan lúpulos secos, se ha utilizado el 50% de lúpulos secos y el 50% restante de lúpulos frescos.

De color ambarino y escasa gasificación, la Iris de Cantillon nos ofrece el aroma tan característico de este tipo de elaboraciones. En boca es muy ácida, pero se agradece el dulzor de las maltas, que balancea mínimamente la receta. En boca cierto sabor a vino añejo y sidra, sabor a madera, bastante compleja, un tanto seca al final, y el peculiar sabor característico del estilo que muchos califican como "sabor a establo". Yo nunca he lamido un establo pero algo de viejuno hay en el asunto. La verdad es que nos ha encantado y tenemos muchísimas ganas de coger un vuelo a Bruselas y hacer la correspondiente visita. ¡Grandes los Van Roy!. Pudimos adquirir esta botella durante el Zwanze Day que se realizó en la Masia Agullons de Sant Joan de Mediona al precio de 11€ (75cl), de manera que estamos muy agradecidos a Montse y Carlos Rodríguez que se dedican a compartir y no a especular con tan preciado producto. 5,0%.

14 de diciembre de 2016

Vulturis - Hombres G

Ay Javier, tanto escuchar el Far Beyond Driven para acabar bebiéndote la cerveza de los Hombres G. Pues sí, qué pasa. No voy a renegar de mi pasado pre-púber. Menudo verano del 86 cantando a grito pelao "Indiana Indiana, me tienes hasta la banana". Es más, no voy a negar que revisiono con cierta periodicidad su primera película "Sufre mamón" y que cada vez que lo hago me parto el ojal. Es uno de esos grupos que para bien o para mal han marcado nuestras vidas, e incluso a día de hoy suelo llevar "Una mujer de bandera" en el coche o el móvil.

Bien, al igual que hicieron muchas cerveceras con grupos como Opeth, AC/DC, Iron Maiden, Mastodon, Cannibal Corpse,  Ratos de Porão, Motörhead y otros muchos, la cervecera Vulturis, ubicada en Quer (provincia de Guadalajara, no confundir con la cervecera Quer de Berga, con B) ha elaborado una receta para la banda Hombres G. Se trata de una American Amber Ale a la que le han añadido miel de la Alcarria, no sé si a esto se le puede llamar Braggot.

En copa presenta un color ambarino y escasa gasificación. Al olfato nos saluda un agradable aroma a melocotón muy apetecible. En boca predomina el sabor a malta de cebada de una Pale Ale de corte clásico. Ciertos matices afrutados agradables pero muy atenuados. El dulzor de la miel no he sabido encontrarlo. Me ha resultado ligera en exceso, un tanto aguada, la verdad. El sabor es muy rico pero poco intenso. Final amargo agradable. Se hubiese agradecido más cuerpo, más sabor y el toque alegre de los lúpulos más vivaz. Creo que es una buena opción para la gente que se inicia en el mundillo craft, en cambio para un hophead la veo muy poco intensa. Comprada en Wine Palace por 2,19€. Se agradece el precio.

13 de diciembre de 2016

Westmalle - Dubbel

En ocasiones nos obcecamos en gastarnos una pasta en bizarradas venidas de ultramar (o incluso de más cerca) cuando tenemos al alcance cervezas tan potentes, tan asequibles y fáciles de conseguir como la que nos ocupa hoy. La Westmalle Dubbel, una cerveza Dubbel de abadía trapista. Es un cervezón de 99/100 en ratebeer, ocupa el puesto #2 de este estilo y cuesta menos de 2€. Impresionante. Es un must en cualquier despensilla birruna.

Pues hala, ¡a disfrutar cual gorrinos en lodazal!. La servimos en copa TeKu a falta de cálices (se aceptan donaciones) y el aspecto es imponente. Muy carbonatada, con una vistosa capa de espuma de color beis. Bastante oscura, me la esperaba más parda pero no, ha salido muy oscurita pero con algún destello marrón, eso sí.

En boca me la esperaba más fuertecica, cosa que me ha sorprendido (o eso o me estoy acostumbrando demasiado a los cebollazos), entra con una alegría y un dinamismoooo... cosa fina. No es una cereveza aguada ni falta de cuerpo pero sí entra con bastante ligereza. En boca es maltosa y dulzona, pero no en demasía. Matices tostados agradables, acaramelada, muy rica, una delicia. Es una cerveza muy bien hecha. Sorprende por la aparente sensillez de la cerveza, pero está muy bien balanceada y con el alcohol perfectamete integrado (7,0%) incluso para una cerveza belga. Lujazos así al alcance de cualquier bolsillo son motivo de alegría y entusiasmo birruno. Bravo por Westmalle. Comprada en Wine Palace por 1,99€.